28/02/2017

América Latina debe prestar más importancia a Asia Pacífico

Por: Carlos Aquino

Blogger de Alerta Económica

Las medidas proteccionistas que está tomando la administración Trump afectarán a América Latina, pero especialmente a México, que depende más del mercado estadounidense que otros países latinoamericanos. México exporta alrededor del 80% de todos sus productos a Estados Unidos. Trump ya ha dicho que renegociará el TLCAN, el acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos. Algunos países centroamericanos también dependen mucho del mercado estadounidense, pero como son países pequeños y sus exportaciones no son tan importantes para Estados Unidos, es posible que no se vean afectado mucho. En el caso de países como Perú y Chile, que con México estaban juntos en el TPP con EE.UU., ya que el TPP no es factible podrían verse afectados pero no tanto Perú y Chile porque ya tienen un Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos. También Perú y Chile no son tan dependientes del mercado estadounidense porque más de un tercio de lo que exportan va al mercado asiático, especialmente a China. Perú, por ejemplo, sólo exporta el 17% de sus bienes totales a Estados Unidos mientras exporta el 22% del total de sus bienes a China.

También hay una gran cantidad de inversión de EE.UU. y otros países, como Japón, que van a México para producir allí y exportar los productos al mercado de los EE.UU. Con las políticas proteccionistas de Trump que piden a las empresas que inviertan en Estados Unidos en lugar de en el extranjero si quieren vender al mercado estadounidense, también se verán afectados algunos países latinoamericanos, pero especialmente México. Habrá menos inversión en estos países y más en los EE.UU. Algunas empresas japonesas y estadounidenses ya han decidido no invertir en México, sino en Estados Unidos porque Trump les ha pedido que lo hagan.

Pero Trump también tomará otras medidas como restricciones en el número de inmigrantes que van a los Estados Unidos, y comenzará a expulsar a inmigrantes ilegales, muchos de los cuales son de América Latina. Esto tendrá un impacto negativo en algunos países, especialmente en los de Centroamérica, que dependen mucho del dinero enviado por esos inmigrantes a sus países de origen. Por ejemplo el año pasado los mexicanos que viven en Estados Unidos enviaron a su país 26 mil millones de dólares. Algunos países latinoamericanos, especialmente los pequeños en Centroamerica, y en Haití, por ejemplo, dependen mucho del dinero enviado por sus ciudadanos que viven en Estados Unidos como fuente de divisas.

También si las políticas de Trump de gastar más elevan la tasa de interés del dólar y esto aprecia el valor de la moneda estadounidense, entonces esta acción afectará a los países y compañías en Latinoamérica que tienen préstamos en dólares. Como la tasa de interés en EE.UU. fue muy baja en los últimos años muchos gobiernos y empresas tomaron préstamos en dólares, pero la tasa de interés aumentará y se verán afectados. Ya la Reserva Federal ha dicho que este año probablemente aumentará dos veces la tasa de interés.

Los países latinoamericanos están preocupados por el proteccionismo que surge no sólo en Estados Unidos, sino también en Europa, donde las elecciones podrían llevar a gobiernos populistas que se oponen a la globalización y a los mercados abiertos y podrían restringir el comercio y el movimiento de personas. El Brexit ya está causando preocupación en algunos países latinoamericanos y temen que este mismo fenómeno ocurra en otros países de la Unión Europea (como en Francia).

Pero no sólo Estados Unidos y algunos países europeos se están volviendo más proteccionistas. También algunos países latinoamericanos, como Brasil y Argentina, son muy proteccionistas. Por ejemplo, estos dos países han impuesto una gran cantidad de restricciones, incluyendo derechos antidumping, no sólo a China, sino también a otros países latinoamericanos. Estos dos países son los más proteccionistas de la región.

Los países latinoamericanos deben diversificar sus mercados de exportación y no depender mucho de los Estados Unidos. Deben buscar mercados en Asia, donde están los países que más crecen, con la mayor población, y mercados más grandes. Por ejemplo, con la desaparición del TPP, Perú, Chile y México deberían buscar acuerdos comerciales con más países asiáticos. Perú y Chile ya tienen acuerdos con algunos de ellos, pero deben buscar más. Perú, Chile, junto con Costa Rica tienen TLC con China, por ejemplo, México sólo tiene un TLC con Japón. El resto de los países latinoamericanos deben seguir ese ejemplo. Ya Uruguay, que como parte del MERCOSUR es muy proteccionista, ha dicho que buscará un acuerdo comercial con China.

Otra cosa que los países latinoamericanos podrían hacer es trabajar juntos para comerciar más con Asia, para integrarse más con esa región. Un ejemplo es lo que está haciendo la Alianza del Pacífico. Este grupo de cuatro países, México, Perú, Chile y Colombia, está tomando medidas para vender más mercancías a Asia, atraer más inversiones de Asia y atraer a más turistas de Asia, de manera concertada. Otros países latinoamericanos deben seguir este ejemplo.

Con la desaparición del TPP, México, Perú y Chile también deberían estar buscando participar en el esquema que el RCEP (Asociación Económica Regional Amplia) propone para lograr la integración económica en la región de Asia Pacífico. Como sabemos, las economías de APEC buscan establecer el Área de Libre Comercio del Pacífico Asiático (FTAAP). TPP y RCEP fueron dos caminos para lograrlo. Sin el TPP, el camino que quedaría seria el RCEP. Pero el RCEP aún no ha llegado a un acuerdo.

También lo que se puede hacer es trabajar más en algunos esquemas como el Foro China-CELAC. Este es un esquema muy interesante, pero debe ser más activo. China ha mostrado su voluntad de trabajar con los países latinoamericanos y ha propuesto varias medidas para incrementar su comercio, inversión y cooperación con la región, pero parece que por parte de los países latinoamericanos no existe el mismo dinamismo. Los países latinoamericanos deben proponer proyectos, por ejemplo en infraestructura física, o manufactura para atraer el financiamiento y la experiencia que las empresas chinas y su gobierno están dispuestos a ofrecer.

Al final lo que necesitan los países latinoamericanos es buscar nuevos mercados como se ha dicho, mirar hacia Asia. Y para ello necesitan fortalecer su sistema educativo, su infraestructura física para producir bienes competitivos para exportar a Asia. Además de esto necesitan conocer más Asia, cómo hacer negocios con ellos. Especialmente deben centrarse en China. Y también los países latinoamericanos deben tratar de trabajar juntos, como en la Alianza del Pacífico, pero aún persisten diferencias entre los países latinoamericanos, algunos muy proteccionistas (como el bloque MERCOSUR, Venezuela, Bolivia, Ecuador), cerrados a las oportunidades que trae la globalización, cerrado aún a las oportunidades que los mercados en Asia traen. Muchos de ellos estaban contentos de tener acceso a los mercados de EE.UU. o Europa, pero con esos países que se tornan proteccionistas deben centrarse en Asia, y China en particular. Las oportunidades están ahí, pero deben prepararse para tomar ventaja de ella.

0 ENVIAR UN COMENTARIO

Envíenos Un Mensaje Aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Resuelva la siguiente pregunta antispam *
Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.