18/07/2016

Brasil con nuevo Presidente del Congreso Electo

MAXIMIXE

Por: Rayane Melo, Asesora en Relaciones Institucionales de MAXIMIXE. 

En medio de una profunda crisis política y económica, Brasil empieza la semana con un nuevo presidente del Congreso electo, el diputado Rodrigo Maia. Su elección refuerza el liderazgo del presidente Michel Temer, sustituto de la suspendida mandataria, Dilma Rousseff, quien antes de dejar el gobierno ya no tenía apoyo ni articulación política.

Con Maia a la cabeza del Congreso hasta febrero de 2017 se proyecta un escenario político favorable a negociar. De los 14 postulantes a la presidencia del Congreso, Maia era el más comprometido con una agenda de reformas y el más alineado con la urgente agenda económica del presidente Temer. La acogida de empresarios y políticos brasileros ha sido significativa, lo que refuerza la confianza en una estabilidad en la relación entre partidos políticos y los poderes ejecutivo y legislativo.

Su elección abre una nueva etapa en el parlamento brasilero, cuya imagen se había visto severamente afectada por la gestión del anterior presidente, Eduardo Cunha, quien tuvo que renunciar el 7 de julio último tras tentar salvar su puesto de diputado, contra viento y marea de las denuncias de corrupción y lavado de dinero que pesan en su contra y que él categóricamente ha negado.

Los ejes de gestión de Rodrigo Maia serán: reorganizar la Cámara de Diputados, ampliar el diálogo con la oposición y las minorías, restablecer el diálogo con los senadores para aprobar medidas que contribuyan a superar la recesión, e impulsar las reformas económicas del gobierno brasileño.

Temer ha formado un excelente equipo económico y tiene ahora el gran desafío renegociar las deudas de los Estados, emprender la reforma del sistema previsional, impulsar una propuesta de enmienda a la Constitución que establezca un límite al gasto fiscal.

A pesar de una leve recuperación en la economía, la semana pasada algunos indicadores económicos fueron negativos. El Índice de Actividad Económica del Banco Central, que anticipa los resultados del PBI, bajó 0, 51% en mayo respecto a abril, por encima del 0, 2% proyectado por los analistas. Se estima que afines de 2016 el déficit fiscal de Brasil puede llegar a US$ 52.000 mil millones, por lo cual las expectativas de recuperación no dan todavía como para ver la luz al final del túnel.

0 ENVIAR UN COMENTARIO

Envíenos Un Mensaje Aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Resuelva la siguiente pregunta antispam *
Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.