El efecto “Arándanos”

Jorge Baca Campodónico
Escribe: Jorge Baca Campodónico
Economista Principal de MAXIMIXE

En el mes de agosto el Ministerio de Agricultura (MINAGRI) y el INEI anunciaron que el PBI del sector agropecuario creció 6.4% en el mes de junio. Esta semana el MINAGRI anunció que el PBI del sector agropecuario habría crecido 9% en el mes de julio y que las proyecciones del sector para el crecimiento de todo el 2017 apuntan para un crecimiento anual de 3%. Los crecimientos de 6.4% y 9% para los meses de junio y julio han sorprendido a los analistas ya que el PBI del sector agropecuario venía registrando tasas negativas de crecimiento en los meses anteriores como consecuencia del fenómeno del Niño Costero. En esta entrega analizamos las razones de la recuperación intempestiva del sector agropecuario.

La medición del PBI agropecuario mensual la realiza el INEI a partir del Valor de la Producción Agropecuaria (VPA) de 71 productos agrícolas y 12 productos pecuarios estimados por el MINAGRI. Al valor de la producción de los 71 productos agrícolas se le suma el valor de la producción de “otros productos agrícolas” para tomar en cuenta productos de menor cuantía. El valor de la producción agropecuaria se estima en millones de soles constantes del 2017. Es decir, se toman las cantidades de toneladas métricas (TM) de producción mensual de cada producto y se multiplica por el precio que tenía en el año base (2007).  Los precios de referencia fueron definidos por el INEI y son inalterables hasta que se cambie el año base de cálculo.  De igual forma se procede con todos los productos que constituyen la muestra del sector agropecuario.

El MINAGRI en su evaluación estadística, ha detectado que el valor de la producción de arándanos ha venido creciendo exponencialmente. Como consecuencia de esta evaluación, el MINAGRI ha decidido incorporar el valor de la producción de arándanos al estimado del PBI mensual del sector agropecuario.

Sin embargo, sucede que la producción de arándanos no figura ni en la lista de los 71 productos agrícolas ni en la lista de otros productos agrícolas debido a que en el 2007 no existía producción medible de arándanos en todo el país y por lo tanto tampoco existe precio de referencia de una TM de arándanos para el 2017.

Lo lógico en estas circunstancias era que el INEI cambiara la base de las cuentas nacionales para incorporar el valor de la producción de arándonos al cálculo del PBI y, al hacerlo, restar esa producción del rubro “otros productos agrícolas”. El MINAGRI no lo ha entendido así y ha procedido a incorporar el valor de la producción de arándanos para lo cual ha definido un precio hipotético de la TM de arándanos para el 2017. La serie de producción en TM de arándanos se ha estimado a partir del 2012 que es el año a partir del cual se tiene registros de producción. Y las cifras del rubro “otros” se han mantenido sin cambios.

Como consecuencia de la decisión del MINAGRI, el valor de la producción agrícola ha aumentado “mágicamente” desde el año 2012. En los primeros años (2012 – 2014) el incremento ha sido pequeño debido a que la producción de arándanos era incipiente. En el Gráfico 1 se presentan las diferencias del valor bruto de producción agrícola con arándanos y sin arándanos para el periodo 2015 – 2017.  Observamos que la diferencia entre estas dos series ha venido incrementándose hasta hacerse significativa en lo que va del 2017 (cercana al 3%).

¿Cuáles han sido las consecuencias de la decisión del MINAGRI? Las inmediatas han sido las revisiones hacia arriba de las cuentas nacionales de producción. El crecimiento real del PBI para el 2016 ha sido revisado de 3.8% para 4% y el crecimiento del sector agropecuario de 0.8% para 2.3%. Para el 2017, las variaciones anuales del sector agrícola se han incrementado significativamente (ver Gráfico 2) y en promedio significan un incremento de 3% sobre los valores del PBI agropecuario sin arándanos.

Las proyecciones para todo el año 2017 también se han visto afectadas por la introducción del valor de la producción de arándanos. El crecimiento del PBI agropecuario según el marco macroeconómico multianual era de -0.8%. Las nuevas proyecciones del MINAGRI, incluyendo los arándanos, estiman un crecimiento del sector de 3%.

La variación anual del valor de la producción agrícola acumulada de los últimos 12 meses (ver Gráfico 3), nos da una perspectiva de cómo terminará el crecimiento del año 2017. Sin arándanos, el crecimiento anual era entre -2% y -1%. Con la incorporación de los arándanos, la variación anual ha pasado a terreno positivo y es muy probable que el 2017 cierre con un crecimiento cercano al anunciado por el MINAGRI.

Las modificaciones introducidas por el MINAGRI han sido inoportunas e introducen un elemento de perturbación en la estimación del PBI. La transparencia de la información es un elemento clave para la toma de decisiones por parte de los agentes económicos.  La decisión del MINAGRI ha significado un cambio del año base de las cuentas nacionales prematura e inconsistente ya que no se ha hecho para el resto de los sectores. Las modificaciones no se han hecho de acuerdo con la metodología recomendada por las Naciones Unidas.

El MINAGRI debería tomar en cuenta que la fiebre de un enfermo no se cura cambiando el termómetro. Además, la suspensión de la publicación de avance mensual de la producción agropecuaria le resta transparencia a la estimación del PBI del sector. Habría que preguntarse por qué los arándanos si han sido incorporados y la actividad forestal no. La actividad forestal no se encuentra en la muestra de los 71 productos agrícolas ni en la relación de otros productos agrícolas. En valor la actividad forestal es semejante a la de los arándanos. Sin embargo, sabemos que la actividad forestal ha venido cayendo en contraste con el crecimiento de la de arándanos. El MINAGRI obviamente modifica las estadísticas que le permitan pintar los resultados color de rosa.

 

Jorge Baca Campodónico

Economista Principal de MAXIMIXE

Agregue un comentario