¿Es tan buena tu idea de negocio?

Hoy en día existe una fiebre de emprendimiento y generación de Startups en el Perú, tanto a nivel de Millennials como de las empresas en marcha que se desean transformar digitalmente. Cada vez recibo más llamadas de personas interesadas en recibir una mentoría para asesorarlos en el proceso de emprendimiento de su idea de negocio, para encontrarme con ideas que no son tan innovadoras como se esperaría.

La dura verdad es que puedes tener una excelente idea de negocio y trabajar en ella durante mucho tiempo, pero al momento de lanzarla al mercado, es posible que tu idea todavía no consiga ningún cliente. Muchas Startups son esclavas de su idea durante meses, o tal vez años, sólo para ganar muy poco mercado sin llegar a crecer al ritmo que esperaban. Nueve de cada diez emprendimientos cierran antes de los 3 años de operación, es decir que solo el 10% sobreviven ese periodo. Según el estudio realizado por la incubadora “Y Combinator” solo una de cada 200 tendrá verdadero éxito en crecimiento, es decir solo el 0.5%. Nacen muchas tortugas, pero pocas llegan al mar, como mencione en el siguiente artículo en Linkedin.

En mi artículo del mes de junio en Alert@Econónica escribí sobre los cinco principios de la disrupción digital los cuales son radical, grande, rápida, diferente y de alcance global. Pero eso son sólo cualidades de una buena idea para iniciar un emprendimiento, puedes tener una excelente idea, pero fallar en el proceso de implementarlo. Conozco muchas personas con excelentes ideas, pero muy pocas son las que verdaderamente se animan a dar el paso y hacer realidad su sueño.

¿Entonces como validamos si nuestra idea es verdaderamente tan exitosa como pensamos?

Afortunadamente, es posible tener una noción más clara de la probabilidad de éxito o fracaso, tomándote el tiempo para analizar más al detalle los riesgos a los que te vas a enfrentar en el camino y como poder superarlos. A continuación, dejo unas ideas importantes que te ayudaran a quitarte la venda de los ojos y ver con claridad si verdaderamente tienes una idea tan exitosa que valga la pena invertir tu tiempo y tu dinero:

  1. Define bien tu idea: Lo primero es que la idea de negocio debe ser clara y fácil de entender con pocas palabras. Si no puedes indicar claramente el problema que tu producto o servicio resuelve, es probable que no tengas una idea exitosa. Debes poder enumerar los beneficios que ofrecerá a tus clientes y mientras más larga la lista, más posibilidades de éxito.
  1. Aprende de los errores de otros: Hay mucho que se puede aprender de aquellos que han emprendido antes que tú. Normalmente siempre hay competencia y productos similares, en lugares donde no los hay, es probable que exista una fuerte razón por la que nadie lo hizo antes.
  1. Conoce muy bien a tu competencia: Tener competidores no es malo, significa que existe un mercado. Sin embargo, saber a lo que te enfrentarás en el mercado es importante, debido a que un mercado superpoblado o donde los consumidores tienen una fuerte afinidad por la marca dominante puede ser más difícil entrar.
  1. Diferénciate: Si existe una solución similar, ¿cómo se va a diferenciar? Si no tiene beneficios o características claras que la diferencien, lo más probable es que necesites mejorar tu idea.
  1. Conoce tu mercado objetivo: ¿A quién conoces que realmente usaría tu idea? Una definición general del mercado no es suficiente, así que tómate el tiempo para identificar espacios específicos del mercado donde exista mayor demanda. Es decir, identificar tu mercado objetivo claramente, si no conoces el tamaño del mercado, requieres conseguir o realizar una investigación de mercado. Necesitas conocer cuántas personas necesitan tu idea y cuanto están dispuestos a pagar por ella, lo que te ayudará a determinar si tu concepto es viable.
  1. Busca aliados: Como es de esperar, antes de salir al mercado es necesario saber quién va a producir realmente el primer conjunto de productos o servicios, así como también validar que lo puedan hacer dentro de tu presupuesto. Una vez que tengas clientes que pagan por tu idea, deberás aumentar la distribución real para satisfacer la demanda creciente. ¿Tienes acceso a aliados y/o dinero necesario para hacerlo?
  1. Consigue el capital necesario: Algunas ideas necesitan mucha inversión inicial, mientras otras no. Si la tuya lo requiere, es necesario planificar cómo manejar tus finanzas y necesidades diarias de dinero mientras esperas que tu idea despegue. Si deseas tener inversionistas que ayuden a crecer tu idea de negocio, debes tener claro cuánto capital requiere que inviertan y qué beneficios debes ofrecerle a cambio de esa inversión y poder explicarlo de una manera sustentada y simple.
  1. Asesórate: ¿Cuentas con algún mentor con experiencia en la industria? Ciertamente, puedes hacerlo solo si es necesario, pero cuando inicias un nuevo negocio, tener el consejo de los demás en un espacio comercial similar puede evitar gastos innecesarios o dar pasos en falso.

Para los que se animen a emprender un startup, lo que están emprendiendo y desean validar su idea o para los que desean emprender un nuevo proyecto innovador dentro de su negocio en marcha, he desarrollado una herramienta que ayudara a cualquier persona a validar que tan exitosa será su idea de negocios. Consiste en un documento con veinte preguntas que no debe tomarte más de 20 minutos en responder, conforme vayas respondiendo las preguntas tú mismo te darás cuenta de los puntos de mejora de tu idea de negocios y donde requieres reforzar tu idea.

Si estas interesado o está interesada en utilizar esta herramienta de validación, no dudes en escribir un comentario al final de este artículo con tu dirección electrónica y te enviaré por email la herramienta de validación de idea de negocios sin costo alguno.

Les deseo muchos éxitos en su nuevo emprendimiento!

Luis Barragán Scavino

Gerente de MAXIMIXE TIC

24 thoughts on “¿Es tan buena tu idea de negocio?

Agregue un comentario