La Crisis de EsSalud

El Congreso esta semana aprobó una ley por la cual se dispone pasar a cerca de 12, 000 trabajadores de EsSalud del régimen CAS al régimen laboral general. Si bien la ley indica que el cambio de régimen se realizara en forma progresiva a lo largo de tres años, su costo tendrá que ser asumido íntegramente por EsSalud. El costo de esta medida se estima estará entre los 50 y 100 millones de soles anuales. Este costo adicional se suma a la medida de exoneración permanente de los descuentos a las gratificaciones del año pasado. Todo esto ocurre en un escenario donde la informalidad laboral (trabajadores que no aportan a EsSalud) llega a más del 70% de la fuerza laboral. En esta entrega analizamos la crítica situación de EsSalud y damos algunas sugerencias para superar la crisis actual.

El impacto de la eliminación de los descuentos a las gratificaciones en los ingresos de EsSalud se puede observar en el Grafico 1. A partir de 2009 se dejaron de percibir aproximadamente 400 millones de soles por año correspondientes a las dos gratificaciones (Julio y Diciembre). El impacto de esta reducción de ingresos fue compensado con el crecimiento del empleo y de las remuneraciones durante los años 2009 – 2014. Sin embargo a partir del 2015 los ingresos de EsSalud se han estancado en términos reales como consecuencia del estancamiento del empleo y del número de aportantes (ver Gráfico 2).

g1

La nueva ley anunciada esta semana impacta en el nivel de gasto de EsSalud. Los sobrecostos laborales asociados al pase del régimen CAS al régimen laboral son aproximadamente equivalentes al 30% del costo laboral básico. Si asumimos un salario básico promedio para los trabajadores del CAS de 2, 500 soles mensuales, entonces el costo total de pasar 12, 000 trabajadores del CAS al régimen laboral regular será de 108 millones de soles por año (0.3×2, 500x12x12, 000).

El incremento de gastos y la reducción de ingresos afectarán no solamente el financiamiento de EsSalud sino que se traducirá en un deterioro de la calidad y oportunidad del servicio que en la actualidad presta EsSalud.

¿Cómo confrontar la crisis que se avecina a EsSalud?  Obviamente un aumento de la productividad de los trabajadores y una administración más eficiente podrían ayudar a aliviar la situación pero definitivamente no la resolvería. La solución a la crisis de EsSalud pasa por aumentar la base contributiva. El principal impedimento al aumento de contribuyentes es la alta informalidad laboral existente en el país. Por lo tanto la solución pasa por resolver el problema de la informalidad laboral.

El ministro de economía ha anunciado en CADE que el gobierno va a crear dos comisiones de alto nivel, una técnica y otra política, para resolver el problema del sistema de salud en forma integral y que sus resultados serán anunciados por el presidente en su mensaje del 28 de Julio de 2017. El ministro también anunció su preferencia por la unificación del Sistema Integral de Salud (SIS) y EsSalud como el camino para llegar a un seguro de salud universal.

g2

El SIS agrupa a todos los sistemas de salud no contributivos que existían en el país a la fecha de su creación en enero del 2002. Por ser un sistema de seguro no contributivo el SIS recibe sus recursos directamente del presupuesto público. La unificación de un sistema no contributivo como el SIS con un sistema contributivo como EsSalud seria firmar la partida de defunción de EsSalud debido a la aparición del fenómeno del “polizón” (“free rider” en inglés). Los casos de conocidas personalidades que figuraban como integrantes del SIS reportados por la prensa en los últimos meses son un claro ejemplo de este fenómeno.

Lo que proponemos es aumentar la base de contribuyentes de EsSalud al mismo tiempo que se reduce progresivamente el SIS. ¿Cómo aumentar la base de contribuyentes de EsSalud? La clave es cambiar la base impositiva de las aportaciones de EsSalud. En la actualidad, la base impositiva es el salario. Sólo pagan los aportes a EsSalud los que reciben un salario, es decir los trabajadores formales. Si se cambiara la base impositiva de salarios a ingresos, entonces se podría ampliar la base de contribuyentes. Por ejemplo, los contribuyentes al RUS, que ya son más de un millón (ver Gráfico 2), no son contribuyentes a EsSalud, por que técnicamente la base imponible del RUS son los ingresos y no los salarios. Si se modificara la ley de aportaciones a EsSalud, entonces se podrían captar rápidamente más de un millón de nuevos aportantes.

Si se fijara un aporte mensual a EsSalud de 25 soles para los contribuyentes afectos al RUS, se podrían obtener 300 millones de recaudación adicional anual para EsSalud que ayudarían a resolver su problema financiero y a disminuir la informalidad laboral. Al mismo tiempo, como una gran parte de los contribuyentes que están en el RUS también están en el SIS, se contribuiría a reducir el número de beneficiarios del SIS que es no contributivo.

Con este tipo de esquemas que vinculan la contribución a los ingresos y no a los salarios se podría lograr la universalización de EsSalud y a la reducción significativa de la informalidad laboral.  Propuestas similares hemos presentado en entregas anteriores para resolver el problema del sistema de pensiones. Resta saber si el grupo de expertos optará por la universalización del sistema de salud  basado en un esquema contributivo u optará por un esquema de seguro universal financiado con los impuestos del presupuesto público.

Jorge Baca Campodónico

Economista Principal de MAXIMIXE

Agregue un comentario