11/03/2010

Las torres gemelas y la ayuda al desarrollo

Jorge Chávez Alvarez

Por: Jorge Chávez Alvarez

Presidente Ejecutivo de MAXIMIXE

Más allá del inmenso dolor causado al pueblo norteamericano, la tragedia de las Torres Gemelas debería haberle dejado como gran enseñanza la necesidad de intensificar la ayuda al desarrollo por parte de los países ricos, tanto por razones de supervivencia como de beneficio económico.

De un lado, en un mundo crecientemente integrado, en el que las diferencias entre patrones de vida entre países pobres y ricos son más manifiestas e hirientes que nunca, la pobreza de aquellos encuba una violencia política que desborda sus propias fronteras, siendo una amenaza para la seguridad de los EEUU y los demás países ricos. De otro lado, el mundo en desarrollo es un mercado potencial gigantesco desaprovechado, que en los próximos quince años será destinatario de dos tercios del incremento de las importaciones mundiales, por lo que será fuente de grandes negocios de los que podrían beneficiarse las economías desarrolladas

Entonces, por su propio interés nacional, EEUU tiene doble razón para ser más solidario con el mundo en desarrollo. Su seguridad y la de los demás países desarrollados no puede estar a salvo mientras 16% de la población del planeta controle el 80% de la riqueza mundial, mientras 1.200 millones de personas vivan en extrema pobreza, con menos de un dólar al día, y otros 2.800 millones con menos de dos dólares.

Pero más allá de las conveniencias nacionales, hay una exigencia moral, por ser inaceptable que en pleno siglo XXI 160 millones de niños sufran malnutrición moderada o severa y 110 millones no estén escolarizados, mientras más de 800 millones de personas padecen hambre y carecen de acceso a servicios de salud. Es necesario revolucionar el concepto de la ayuda al desarrollo, involucrando a los Estados ricos en la promoción de la inversión privada hacia los países pobres, en la liberalización de su comercio exterior e incrementando y haciendo más franca la ayuda oficial. Menos ayuda en productos que compiten con la agricultura pobre del Perú e intermediación burocrática concentradora de los beneficios de esa ayuda.

0 ENVIAR UN COMENTARIO

Envíenos Un Mensaje Aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Resuelva la siguiente pregunta antispam *
Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.