Lean Startup facilita el éxito de tu emprendimiento

Luis Barragán Scavino
Escribe: Luis Barragán Scavino
Gerente de MAXIMIXE TIC

La metodología Lean Startup permite a un emprendedor seguir los pasos adecuados para validar su idea de negocios para conocer si existe suficiente mercado para que su empresa pueda crecer saludablemente y ser escalable para permitir la rentabilidad esperada de su negocio. En este artículo voy a mencionar porque recomendamos usar esta metodología en tus emprendimientos.

Para empezar debes tener en consideración que esta metodología te va ayudar a diseñar un modelo de negocios que sea replicable y escalable. Lo que sucede a diferencia de una empresa ya consolidada, una startup todavía no tiene un modelo de negocios definido ya que se encuentra en una fase inicial de búsqueda de un modelo de negocios que debe ser validado varias veces hasta estar seguro que puede ser replicable y ajustable para recién iniciar la etapa de ejecución. De esta manera nos evitamos tener que gastar dinero implementando un modelo de negocios que “pensamos” es genial y luego de varios meses de ejecución encontrarnos con que no estamos teniendo los resultados esperados y hemos estado perdiendo dinero en una idea que no se ajusta a las necesidades del mercado esperado.

Si bien es cierto la metodología Lean Startup es bastante extensa, en este artículo deseo simplificar que en general son 2 fases muy marcadas en la metodología Lean Startup que son las siguientes:

  1. Fase inicial: En esta fase es donde nos dedicamos a buscar, descubrir, validar y pivotar nuestra idea de negocios realizando varias iteraciones hasta llegar a validar bien que nuestro modelo de negocios es replicable y escalable.
  2. Fase de ejecución: Es recién en esta fase que nos dedicamos a ejecutar nuestro plan de negocios y crear nuestros productos para lograr un encaje exacto entre nuestro producto y el mercado objetico

Es importante mencionar que este camino no es fácil y nada cómodo, ya que en el camino nos podemos dar cuenta que nuestra idea de “genial” en realidad tiene que sufrir varios ajustes antes que pueda ser un modelo de negocios replicable y escalable. Un emprendedor debe estar preparado para escuchar cosas que no le van a gustar, porque le permitirá ser consciente de las áreas de mejora y de los posibles cambios a realizar para pivotear su modelo de negocios original. Los pasos básicos a dar son los siguientes:

  1. Descubrimiento: En esta fase inicial debemos descubrir quiénes son nuestros clientes potenciales, para lograr esto primero debemos encontrar cual es el problema principal o necesidad existente en nuestros clientes potenciales y estar seguros que esa necesidad puede ser solucionada con el producto que pensamos ofrecerles. Para ello se requiere salir a conversar con los clientes potenciales y conseguir “early adopters” que sean los primeros clientes que acepten nuestros productos.
  2. Validación: En esta etapa se va validar la información recibida como retroalimentación de los primeros clientes que se descubrieron en la etapa anterior con la finalidad de demostrar que hemos encontrado un mercado que satisface una necesidad real del mercado.
  3. Creación de Clientes: Una vez que hemos pasado por la etapa de validación, llego el momento de lanzar nuestro producto al mercado poniendo en marcha nuestra campaña de marketing de tal manera de poder llegar de manera masiva al mercado.
  4. Crecimiento del negocio: Una vez que pasamos por las etapas iniciales anteriores y ya contamos con clientes, empezamos a crecer diferentes áreas del negocio que nos permitan tener el respaldo para soportar el volumen de crecimiento de las ventas

Sin duda que esta metodología facilita una forma ordenada de dar pasos ordenados para que tu startup tenga el éxito esperado, por lo que sugerimos que se utilice este tipo de metodologías desde una etapa inicial. Sobre todo teniendo en cuenta que muchos emprendedores se sienten “enamorados” de su idea de negocios y se lanzan al mercado saltando etapas sin escuchar las necesidades reales del mercado y van rápidamente camino al fracaso.

La idea no es desanimar a las personas que deseen emprender, sino al contrario que sepan que existen metodologías disponibles para facilitarles el camino y existen empresas consultoras que estamos dispuestas a acompañarlos a que el camino del emprendimiento sea más fácil.

 

Luis Barragán Scavino

Gerente de MAXIMIXE TIC

Agregue un comentario