Proyecciones actualizadas del PBI real para el 2017

Jorge Baca Campodónico
Escribe: Jorge Baca Campodónico
Economista Principal de MAXIMIXE

Esta semana fueron publicadas la estimación del PBI sectorial para el mes de Mayo por parte del INEI y las nuevas proyecciones del PBI del BCRP en su Reporte de Inflación. Los datos del INEI registran un crecimiento anual del PBI real de 3.4% para el mes de mayo. El BCRP por su parte, incorporando este dato a sus proyecciones, redujo sus estimados de crecimiento del PBI para el 2017 de 3.5% a 2.8%. Los resultados anunciados esta semana suenan alentadores y quedaron por encima de las expectativas de la mayoría de analistas económicos. Sin embargo, un análisis detallado de los resultados nos indica que los problemas de la economía subsisten y el resultado de mayo es más un resultado estadístico producto del adelanto de la campaña pesquera que una verdadera recuperación de la economía.

En el Cuadro 1 presentamos los datos del PBI sectorial anunciados por el INEI para los meses de Abril y Mayo del año en curso y los datos acumulados de los últimos 12 meses conjuntamente con sus variaciones anuales correspondientes. Los datos mensuales son indicadores de corto plazo y están sujetos a estacionalidad. Los datos acumulados de 12 meses nos dan una idea de tendencias de mediano plazo y no están sujetas a estacionalidad. La combinación de las tendencias de mediano plazo con las de corto plazo nos permite obtener mejores proyecciones del crecimiento del PBI para todo el 2017.

En el caso del sector pesca, el INEI ha reportado crecimientos anuales de 101% y 280% para los meses de abril y mayo de este año. La razón de estas elevadas tasas de crecimiento  no es que se estén pescando cantidades nunca vistas de anchoveta sino que estamos comparando con las capturas en los meses de abril y mayo del 2016 en las cuales no hubo captura porque no estaba autorizada. Un fenómeno estadístico contrario se espera que ocurra cuando se cierre la actual campaña al agotarse las cuotas de pesca autorizadas. En este caso, no habrá pesca en los meses de agosto y septiembre y se tendrá que comparar con los datos del año pasado en los que si hubo, y por lo tanto se registrarán caídas significativas del PBI del sector pesca.

El crecimiento exagerado del sector pesca repercute directamente en el sector manufacturero primario que registra crecimientos similares en el subsector de producción de harina de pescado. Por lo tanto los crecimientos registrados en Pesca y Manufactura Primaria en los meses de abril y mayo pueden llevar a conclusiones equivocadas respecto a la verdadera recuperación de la economía.

Si dejamos de lado las anomalías estadísticas causadas por el adelanto de la campaña de pesca, los indicadores de producción nos indican que el país aún está sufriendo el impacto del fenómeno del niño costero y la ausencia de inversión privada.

El sector agropecuario ha registrado caídas de 2% y 2.2% y su tendencia de los últimos 12 meses de 0.5% a 0.1%. Si bien es cierto que se observa una recuperación de la producción de caña de azúcar producto de la entrada de producción de los cultivos de Olmos, el impacto del niño costero en la producción de Piura, Lambayeque y La Libertad todavía no se ha superado ya que la mayor parte de las cosechas se realizan en los meses de junio, julio y agosto. Las recientes proyecciones del BCRP apuntan para un crecimiento de 2.2% para este sector. Pero tanto los resultados de corto plazo (crecimiento de abril y mayo) como los indicadores de mediano plazo (crecimiento delos últimos 12 meses), apuntan para un crecimiento menor. Nuestro modelo PREDICE proyecta un crecimiento de 0.4% que es una mejora sobre la proyección realizada en el mes de abril.

El sector minería se ha desacelerado significativamente en los últimos meses (0% en abril y -0.6% en mayo) debido a la caída de la producción de hidrocarburos (petróleo y gas) y a la desaceleración de la producción de cobre y oro producto de la ausencia de nuevos proyectos mineros. Nuestro modelo PREDICE proyecta un crecimiento de 1.0% para el sector minero que está acorde con las tendencias de corto y mediano plazo del sector. La proyecciones del BCRP para el sector minero arrojan un crecimiento de 4.3% para este sector basadas en una recuperación de la producción de cobre en lo que resta del año por parte de Las Bambas y Cerro Verde.

En el caso del sector manufactura, el resultado del mes de mayo (11.3%) podría llevar a pensar que la recuperación del sector está en marcha. Sin embargo, como lo hemos explicado en los párrafos anteriores, este crecimiento es producto del adelanto de la campaña de pesca de anchoveta. Si descontamos este factor, el crecimiento del sector manufactura aun es negativo. Basado en este hecho nuestro modelo proyecta una caída del sector manufacturero de 0.4% para todo el año 2017.   El BCRP proyecta un crecimiento de 2.3% basado en el crecimiento de la manufactura primaria beneficiada por la mayor actividad pesquera.

El sector construcción en los dos últimos meses ha registrado caídas de 8.0% y 3.9% y su tendencia de los últimos 12 meses ha pasado de -5.4% en abril a -6.1% en mayo. Tomando en cuenta las obras de reconstrucción que deben impactar en el segundo semestre, nuestro modelo proyecta un leve crecimiento de 1.4% para todo el 2017. Las proyecciones del  BCRP son más pesimistas para este sector ya que estiman una caída del 0.7% para el 2017.

Basado en las proyecciones sectoriales, el modelo PREDICE estima que el crecimiento del PBI para el año 2017 se ubicará en 2.2%. Este crecimiento es ligeramente superior a nuestras proyecciones realizadas en el mes de abril pero inferiores a la proyección de 2.8% anunciada por el BCRP en su reciente reporte de inflación.

Jorge Baca Campodónico

Economista Principal de MAXIMIXE

Agregue un comentario