Proyecciones del PBI para el 2017

Jorge Baca Campodónico
Escribe: Jorge Baca Campodónico
Economista Principal de MAXIMIXE

Esta semana el BCRP divulgó su último Reporte de Inflación del año. El reporte mantiene en 4.0% el crecimiento del PBI para 2016 y rebaja ligeramente sus proyecciones para 2017 de 4.5% para 4.3%, debajo de la meta de 5% del MEF.  El INEI también presentó los resultados del PBI para el mes de noviembre con cifras que revelan la desaceleración de la economía en los últimos meses del año. En esta entrega presentamos las proyecciones para el cierre de 2016 y las del año 2017 y las comparamos con las proyecciones del BCRP.

 

g1

 

El Reporte de Inflación del BCRP revela la caída por tercer mes consecutivo de los índices de confianza del empresariado. Esto se traduce en menores niveles de inversión. Los datos del INEI del mes de noviembre revelan que la desaceleración de la economía se da principalmente en los sectores de construcción (-16.5% en noviembre) y manufactura (-3.3). El crecimiento de la minería (15.6%) es la que viene sosteniendo el crecimiento del PBI (2.1%).

De continuar esta desaceleración en el mes de diciembre, lo cual es muy probable debido al ajuste fiscal en los proyectos de inversión, el año 2016, de acuerdo a las proyecciones de nuestro modelo PREDICE terminaría con un crecimiento de 3.7% por debajo del estimado del BCRP de 4.0% (ver Tabla 1).

Los sectores que registrarían caídas en el 2016 serían el sector pesca ( -15.7%), el sector construcción (-5.2%) y el sector manufactura (-2.2%). Los sectores más dinámicos serian el sector minero (16.6%) y el sector energía, gas y agua con (7.4%).  Los resultados para el 2016 revelan que el crecimiento del sector minero ha sido el sostén del crecimiento del PBI en el 2016. Esto se ha traducido en una significativa desaceleración del crédito a las empresas, un aumento dela morosidad bancaria y una desaceleración de la demanda interna.

¿Qué nos espera para el 2017? El panorama no es alentador debido a la ausencia de inversión significativa, especialmente en el sector minero. Los grandes proyectos de inversión en ejecución (Línea 2 del metro de Lima y el gaseoducto del sur) deben sufrir retrasos como consecuencia de los escándalos vinculados a estos dos grandes proyectos. En este contexto difícilmente se pueda dar una expansión del sector construcción.

En un contexto de poca inversión minera, el subsector de bienes de capital del sector manufactura debe continuar deprimido dificultando la recuperación del sector industrial. Las medidas de reducción del IGV o de facilidades tributarias a las MYPES tendrán un reducido impacto en el crecimiento del sector.

Nuestro modelo PREDICE proyecta un crecimiento del PBI global de 3.8% para el 2017. Este crecimiento se encuentra por debajo de las proyecciones del BCRP (4.3%) y muy por debajo de la meta de 5% del gobierno.

En ausencia de nuevos proyectos mineros el sector minero vera desacelerar su crecimiento del 16.6% esperado en 2016 para 4.3%. El sector manufactura registra un pequeño crecimiento de 1.6% mientras que el sector construcción deberá recuperarse de la caída registrada en el 2016 para terminar el 2017 con un crecimiento de 3.6%.

El sector pesca deberá recuperarse de su caída registrada en el 2016 para crecer 9.2% en el 2017. El sector electricidad, gas y agua será el sector más dinámico después del sector pesca con un crecimiento de 7.2%.

El bajo crecimiento económico esperado para el 2017 pondrá presión sobre el programa económico del gobierno ya que uno de sus pilares es la recuperación económica. En particular, las metas de recaudación de impuestos serán difíciles de obtener. Resta saber si en estas circunstancias el ministro de economía continuará con su objetivo de reducir un punto adicional del IGV en el 2018.

La variable clave para revertir la desaceleración económica es la inversión privada. La caída de las expectativas empresariales en los últimos tres meses y la tendencia decreciente de la inversión total registrada en los datos del tercer trimestre de 2016 y en las cifras de inversión directa extranjera de la balanza de pagos revelan que aún no se logra atraer el capital privado en niveles suficientes como para avizorar una recuperación económica.

El ruido generado por el enfrentamiento entre el ejecutivo y el congreso, la falta de dialogo del ejecutivo con la oposición y el aumento de la inseguridad ciudadana son factores que viene minando las expectativas empresariales y por tanto la inversión. El reinicio de la elevación de las tasas de interés en EUA también jugará en contra de la entrada de capital extranjero. Todas estas circunstancias ameritan una revisión de la estrategia en el campo económico por parte del ejecutivo.

Jorge Baca Campodónico

Economista Principal de MAXIMIXE

Agregue un comentario