Retos y Posibilidades del Sector Cultura

Juan Sánchez Sánchez
Escribe: Juan Sánchez Sánchez
Gerente de Banca de Inversión

Cuando en el Perú se habla de cultura, el común de la gente la asocia con museos, teatros y libros. El Perú tiene un patrimonio cultural material e inmaterial inmenso y en contra partida, limitaciones de recursos públicos para poner en valor dicho patrimonio. Pero, el sector cultura es más que música, obras de arte, cine, televisión y radio, libros, prensa y revistas, archivos y bibliotecas. Incorpora la creación artística, la difusión de las artes, la pluralidad étnica y cultural y los conocimientos ancestrales de los pueblos originarios. En países donde la cultura es una industria de tejido empresarial galopante, se considera también al turismo idiomático, los juegos y juguetes, la publicidad y una parte de la informática.

Las Asociaciones Público Privadas (APP) pueden convertirse en una palanca poderosísima de inversión para el desarrollo del sector cultura peruano, no sólo porque ayudarían a superar la brecha de financiación de las entidades públicas para poner en valor el patrimonio cultural sino porque podrían hacer que dicho sector despegue como una verdadera industria soportada en una masa empresarial sólida, apuntando a convertirse a futuro en una de las principales del país. En el 2016, el sector cultura de Perú aportó el 1, 6% del PBI, en tanto que su similar de México aportó el 8, 9% de su PBI, diferencia que sólo se explicaría por el incipiente desarrollo económico del sector cultura peruano, por que el potencial de ambos sectores es similar.

g1

El sector cultural peruano ofrece un potencial grande e inexplorado para las APP, pero se requiere que las mismas adopten un enfoque socio ambiental sostenible, equitativo e innovador, así como un modelo de asociación ganar- ganar, que mejore las condiciones económicas de los involucrados y contemple todos los desafíos operacionales de su implementación. La inversión no sólo generará beneficios económicos directos sino también externalidades positivas. Por lo demás, como en otras industrias, la rentabilidad estaría garantizada. ¡Buen provecho!

Juan Sánchez Sánchez

Gerente de Banca de Inversión

Agregue un comentario