Una historia de éxito de Startup peruana

Luis Barragán Scavino
Escribe: Luis Barragán Scavino
Gerente de MAXIMIXE TIC

La semana pasada tuve la suerte de visitar a Manuel Olguín uno de los 3 creadores de Cinepapaya que junto con Inma Cañadas y Gary Urteaga fundaron una de las Startup peruanas pioneras, que en tan solo 4 años han podido escalar a un nivel de operaciones regional, que es el sueño de toda Startup.

Pero el camino recorrido para llegar a donde ellos están ahora les demandó mucho esfuerzo y dedicación, prácticamente casi 3 años con sueldos insignificantes para poder invertir todo su capital en el crecimiento requerido, muchas horas de dedicación, muchos viajes al extranjero para reclutar cadenas de cines y mucho sacrifico de horas con la familia. Pasaron por las incubadoras de Wayra, Startup Perú y otras más que les permitieron acelerar su crecimiento, iniciando con 3 personas en Lima y ahora son más de 50 con operaciones a nivel regional.

Durante la reunión pude apreciar la pasión que tiene Manuel por su trabajo y una de sus fortalezas ha sido reclutar el capital humano adecuado para lograr un equipo técnico poderoso, que le dio todo el soporte tecnológico que requirió Cinepapaya para desarrollar una plataforma tecnológica que fuera lo suficientemente atractiva para ser adquirida por el grupo americano Fandango, que tiene una operación global de venta de entradas de cines. Cinepapaya logro una plataforma tecnológica tan simple, completa y escalable, que la misma Fandango que los adquirió, ha seleccionado el software peruano para ser implementado a nivel global, un rotundo éxito para los fundadores de Cinepapaya y un orgullo peruano a imitar.

Es así que Fandango ha decidido anclar el crecimiento de su negocio en Latinoamérica en Lima, reduciendo operaciones en otros países de la región y potenciando Perú. Es que tiene mucha lógica centrar sus operaciones en Lima que está a 2 horas de vuelo de Santiago y 2 horas y media de Bogotá, siendo el centro geopolítico de la región. Ya son muchas las multinacionales que han seleccionado a Lima como su centro de operaciones para crecer en la región.

Claro que todo no es una maravilla en Perú y hay complicaciones tributarias y sobrecostos laborales, pero Manuel me comentó que una de las grandes ventajas que tiene nuestro país es la facilidad de mover dinero regionalmente, que no se consigue tan fácilmente en otros países de la región. Por supuesto que la buena comida y gran hospitalidad de los peruanos es otro gran atractivo de nuestro país.

Esta es una historia de éxito a imitar por otras Startup peruanas y la próxima vez que desees ir al cine, te sugiero que bajes el aplicativo Fandango en tu teléfono android o iphone, busques la cartelera y compra tu entrada online. De esa manera te vas a evitar tener que llegar una hora antes al cine para encontrar buenos asientos para ver tu película elegida. También te servirá para comprobar personalmente las bondades de la plataforma más ágil y fácil de usar para compra de entradas de cine a nivel mundial desarrollado con ingenio peruano.

Ah, me olvidaba, como si fuera poco, las oficinas de Fandango están en la Avenida Manuel Olguín en Surco, en honor a su abuelo que fue pionero de la industria metalmecánica en Perú.

MAXIMIXE TIC es la empresa de servicios de innovación tecnológica del grupo MAXIMIXE, puedes conocer más sobre nosotros en el siguiente link. Si te gustó este artículo y te gusta difundir noticias de éxito peruanas, no dudes en compartir este artículo en tus redes sociales y darle “Me gusta”.

Luis Barragán Scavino

Gerente de MAXIMIXE TIC

4 thoughts on “Una historia de éxito de Startup peruana

Agregue un comentario