Marcos Kisner Bueno
Bitácora de Pesca

DEL DISCURSO DEL PREMIER ANTE EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA: PESCA Y ACUICULTURA

En las propuestas para la pesca del gabinete Vásquez, el discurso de la primera ministra mencionaba a la pesca y la acuicultura en el siguiente párrafo:

Pesca y acuicultura

A Julio del 2022, lograremos que gran parte de la flota pesquera artesanal esté formalizada, beneficiando aproximadamente a más de 90 mil pescadores artesanales.

En materia acuícola, a julio del 2026 se habrán formalizado 3,950 unidades productivas, beneficiado a más de 15,000 acuicultores y reduciendo a 27 % la brecha de la informalidad en el sector acuicultura.

Finalmente, a través de la Ventanilla Única de Acuicultura, a julio del 2026 se espera atender 5,000 solicitudes de acceso a la actividad de acuicultura a nivel nacional.

Si se compara la agenda pesquera del gabinete anterior con la del actual, presentada el 8 de marzo, que se transcribe más adelante, nuevamente se aprecia que la pesca es un sector  poco atendido y sin mayor relevancia. No se evidencia una agenda ni ideas para enfrentar la problemática pesquera artesanal, especialmente, sino que sugiere que no hay necesidad de ninguna medida. Resalta la formulación de dos políticas como si fuese la única necesidad del sector y la solución a todos sus problemas. Menciona la formalización que sigue siendo un asunto mal conceptuado y mal ejecutado. La presentación es pobre, retórica y ausente de proyectos concretos. Omite importantes aspectos, como los que se expresan en las siguientes preguntas que siguen sin respuesta, desde el inicio de esta gestión:

¿Qué medidas van a adoptar en cuanto a la situación del IMARPE que sigue estando en un vacío legal?

Qué pasar con la actualización de los derechos de pesca que viene siendo un tema pendiente desde 2019, pese a que hay pre publicaciones de las normas?

¿Cuál será el modelo de gestión definitivo del modelo de gestión para los Desembarcaderos Pesqueros Artesanales toda vez que hay pre publicaciones al respecto?

¿Cuál es el informe de Imarpe que sustenta la promoción del consumo interno de pescado, cuál es el límite máximo de captura por especie objetivo y cuáles son las que serán y/o están siendo promocionadas?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente a la problemática del atún?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente a la OROP del Pacífico Sur?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente a la amenaza de la flota pesquera china?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial o frente a las sugerencias de la SNP para incrementarles su cuota de jurel?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente al proyecto de ley general de pesca?

La formalización de los pescadores artesanales tal cual está concebida ¿les asegura prestaciones de salud y pensiones?

La elaboración del plan nacional de pesca y acuicultura ¿será realizada en casa con profesionales de PRODUCE? ¿O se contratará consultores externos?

Si bien es cierto el plan de gobierno presentado por el actual partido en el poder no menciona específicamente una propuesta para la pesquería, existe un documento titulado LINEAMIENTOS DE GOBIERNO PARA UN Perú Libre, de Mayo 2021, el cual en su página 9 detalla con precisión un plan de acción para la pesca. Pero más importante fue el discurso del Presidente al asumir el cargo, ya que mencionó al sector pesquero.

Sin embargo, las autoridades designadas hasta el momento no han hecho eco de los mismos y en esta última presentación no ofrecen más alcances de cuál será la agenda pesquera.

La definición de objetivos estratégicos y su inclusión en un plan de gobierno, o cualquier documento que marque una agenda es vital, pero apenas constituye el primer paso. Es una declaración de intenciones. Sin embargo, en términos prácticos, los cambios o reformas se activan únicamente a través de los instrumentos de gestión apropiados, los cuales son una ley, decreto supremo, resolución suprema o resolución ministerial.

Ningún documento orientado al cumplimiento de esas propuestas ha sido publicado hasta el momento.

La promoción de nuevas pesquerías, el incremento del consumo de pescado y/o el aumento del esfuerzo pesquero deben estar fundamentados en una sólida base de conocimiento derivada del trabajo científico y riguroso. La investigación científica es pieza clave para emprender acciones bien sustentadas en torno al manejo adecuado del mar, de las zonas costeras ríos y espejos de agua. No se conoce de innovación en la normatividad vigente que apunte en esta dirección. Más bien el IMARPE continua en una situación irregular debido a la negativa del PRODUCE a implementar lo que dispone el DU 015 del 2020.

En este escenario es incomprensible, o curioso por decir lo menos, la poca atención que se le presta al sector pesquero. La pesca tiene muchas necesidades y existen muchas ideas y propuestas para mejorar el sector.

¿Pero quiénes son los responsables de implementar una agenda trazada por el partido de gobierno?

Los funcionarios tienen que ser capaces de entender el problema, la propuesta y convertirla en un documento. Este hecho constituye el punto crítico de la situación en la medida que no todos los responsables tienen la debida capacidad, y/o la voluntad para comprender el rol que juegan en la administración de la pesquería. Muchas normas urgentes o importantes se demoran por falta de compromiso con el sector.

El titular del pliego, el viceministro y sus directores generales, son quienes realmente pueden implementar una agenda. Para esto debieran ser expertos en el tema, que no solo conozcan, sino que comulguen con las ideas del partido y del presidente. Deben conformar un equipo técnico con ideas comunes y capacidad de trabajo en equipo.

Pero… ¿está ocurriendo así?

¿A dónde va el Gobierno en materia pesquera?

DISCURSO DEL PREMIER ANIBAL TORRES: PROMOCIÓN DE LA PESCA Y ACUICULTURA

Estamos impulsando la aprobación de DOS IMPORTANTES POLÍTICAS DE ESTADO para ordenar y potenciar el trabajo del gobierno con las y los trabajadores del mar y las actividades económicas vinculadas a su aprovechamiento. Nos referimos a la Política Nacional de Pesca, que promoverá la diversificación productiva y la atención de las necesidades de quienes se dedican a la pesca artesanal y demás actores en la cadena de valor; y la Política Nacional de Acuicultura, que buscará aumentar la competitividad de esta actividad y contribuir a la reducción de la desnutrición y anemia crónica, y generar empleos a más de CINCUENTA MIL productoras y productores acuícolas y sus familias.

Para julio de este año, nuestro gobierno formalizará la totalidad de las embarcaciones en procesos de regularización vigentes, beneficiando a más de CATORCE MIL personas dedicadas a la pesca artesanal. Asimismo, se tiene previsto regularizar la situación legal de DOS MIL TRESCIENTAS unidades productivas, beneficiando a más de NUEVE MIL acuicultores y acuicultoras a nivel nacional. Y dado que la actividad pesquera ha sido de las más perjudicadas en la pandemia, continuaremos otorgando créditos promocionales de hasta VEINTIDÓS UIT para la pesca artesanal y acuicultura: FONDEPES otorgará SEISCIENTOS CINCUENTA Y SEIS créditos por NUEVE MILLONES DOSCIENTOS MIL Soles.

Congresista Jorge Montoya: gobierno no tiene política pesquera y acuícola

El congresista Jorge Montoya del partido “Renovación”, afirmó recientemente que la pesca y acuicultura afrontan etapas muy difíciles debido a la inoperancia del gobierno, además de las barreras burocráticas que impiden su desarrollo y estar a la par con Chile y Ecuador en lo referente a sus exportaciones.

Durante su intervención en el pleno y en frente del gabinete ministerial, el parlamentario de Renovación criticó a la bancada de Perú Libre que había presentado un proyecto de nueva ley general de pesca sin que el propio gobierno haya consensuado, ni propuesto su política y objetivos en este sector.

Cabe indicar que en la recientemente promulgada Política General de Gobierno (2021- 2026), la actividad pesquera no está considerada en los ejes de intervención.

En conclusión, Montoya manifestó que el sector pesquero se encuentra mal administrado por el gobierno de turno.

Acuicultura

De otra parte, Jorge Montoya se refirió a la actividad acuícola, indicando que el Decreto Legislativo 1515 que aprueba la modificación a la Ley de Acuicultura impide el desarrollo de esta actividad y que no promueve nuevas inversiones.

Al respecto, advirtió que, con esa norma, solamente se llegará a exportar por un valor de unos 300 millones de dólares en productos acuícolas y “seguiremos lejos de Ecuador y Chile que captan anualmente unos 5 mil millones de dólares”.

“Sin incentivos y sin seguridad jurídica, jamás conseguiremos despegar en un campo en el que tenemos las mayores ventajas comparativas, pero cero en competitividad”, advirtió.

Embarcaciones artesanales

Respecto de la formalización de las embarcaciones artesanales, el representante de “Renovación” aclaró al Ministerio de la Producción que el próximo mes de abril se vence el régimen para formalizar cooperativas como el Sistema de Formalización Pesquera Artesanal – SIFORPA 2 y definitivamente, no se cumplirá con las metas establecidas.

Sobre ese punto, el dirigente gremial denunció que lo más grave es que el propio ministerio se ha encargado de desvirtuar el proceso pues está entregando permisos en los que se excluye el recurso pota que es la principal actividad para la pesca artesanal y una de las razones principales para el inicio del proceso formalizador.

Montoya precisó que el mal manejo de la pesca incluye el abandono de los intereses peruanos ante organismos internacionales como, por ejemplo, la Organizaciones Regionales de Ordenamiento Pesqueros del Pacifico Sur (OROP-PS) ante la cual no han sabido defender los intereses de nuestro país para la pesca de jurel y se sigue permitiendo que la flota china pesque la pota de manera descontrolada.

De otra parte, indicó que no existe una política ambiental que proteja el ecosistema marino y se vierten desagües sin tratar en todo el litoral; así como la ausencia de una política que promueva el consumo de pescado, teniendo en cuenta que el Estado no emplea los productos hidrobiológicos como parte fundamental en la lucha contra la anemia y desnutrición.

Finalmente, Montoya señaló que los recientes cambios que se han producido, en todos los puestos de dirección del Ministerio de la Producción reflejan un manejo poco técnico y con criterios ajenos al sector que debemos investigar.

El mensaje habla de dos importantes Políticas de Estado en pesca y acuicultura. La primera se refiere al sector pesquero, sin embargo, la bancada de Perú Libre ha presentado un proyecto de nueva ley general de pesca sin que el propio gobierno haya consensuado, ni propuesto su política y objetivos en este sector. ¿Cómo se puede proponer una Ley en un sector mientras que el inventario de políticas públicas del CEPLAN, no  registra ninguna para la pesca y que en la recientemente promulgada Política General de Gobierno (2021- 2026), esta actividad no está considerada en los ejes de intervención. Una vez más, el sector pesquero es mal administrado por el gobierno de turno.

El mal manejo de la pesca incluye el abandono de los intereses peruanos ante organismos internacionales como la OROP-PS ante la cual no han sabido defender los intereses peruanos para la pesca de jurel y se sigue permitiendo que la flota china pesque la pota de manera descontrolada.

El IMARPE sigue a la deriva sin restablecer el principio de autoridad. El ITP abandonó la investigación y desarrollo de nuevos productos pesqueros con valor agregado.

También te puede interesar