Jorge Baca Campodónico
General

El Sector Minería e Hidrocarburos

El INEI divulga mensualmente las estadísticas del volumen y el valor bruto de la producción a precios constantes del 2007 de minerales metálicos e hidrocarburos. Las estadísticas de la minería metálica se publican en miles de toneladas recuperables del cobre, oro, zinc, plata, hierro, plomo, estaño y molibdeno.  Las estadísticas para el petróleo crudo y gas natural líquido se expresan en miles de barriles y las del gas natural en millones de BTU.  El Valor Bruto de Producción se calcula a precios constantes, partiendo de los precios vigentes en el año 2007.

La más reciente publicación del INEI, con cifras a enero de 2019, revela que el cobre representa 49.7 % del valor bruto total del sector, el oro 10.9 %, el zinc 9.3 %, los líquidos de gas natural 7.8 %, el molibdeno 5.6 %, la plata 4.9 %, el gas natural 4.3 %, el petróleo crudo 3.6 %, el plomo 1.9 %, el hierro 1.8 % y el estaño 0.3 %.

Con base a esta estructura porcentual se puede estimar el PBI mensual del sector minero e hidrocarburos, a precios del 2007. En esta entrega utilizando las estadísticas mensuales de los últimos 10 años hemos estimado el valor bruto de la producción “potencial” (filtro Hodrick-Prescott) y el ciclo económico de cada uno de los productos considerados en la muestra del INEI y proyectado su evolución mensual para el periodo febrero 2019 – diciembre 2020.

Para evitar las distorsiones estadísticas causadas por la estacionalidad inherente a la producción minera, causados por la temporada de lluvias o variaciones en el número de días hábiles en cada mes, etc., se ha utilizado la producción acumulada móvil de los últimos 12 meses para cada producto del sector. De esta forma se obtiene el beneficio adicional de medir la producción anual como si el año acabara en cada mes. Así, la producción acumulada, por ejemplo, del mes de diciembre, medirá la producción del año calendario que termina en diciembre. La variación de la producción acumulada en el mes de diciembre dará el crecimiento anual del año en curso.

En el Gráfico 1 se presentan las evoluciones de las tasas de crecimiento anual del valor bruto de la producción observado juntamente con las tasas de crecimiento anual del valor bruto “potencial” (líneas en rojo) para el total del sector y para cada uno de los productos del sector minero e hidrocarburos.

La zona gris en cada gráfico corresponde a la proyección realizada con el modelo PREDICE. Los números en rojo son las tasas de crecimiento para los meses de diciembre de 2018, 2019 y 2020 que corresponden a las tasas de crecimiento anuales para los años mencionados.

El índice acumulado de 12 meses de todo el sector minería e hidrocarburos decreció 1.29 % en diciembre de 2018 (equivalente al crecimiento de todo el año 2018). Este índice se bajó 1.27 % en el mes de enero y los resultados preliminares de febrero apuntan al inicio de una recuperación del sector en lo que resta del año. Esta recuperación llevaría al sector a crecer en 6.3 % en todo el 2019 y a desacelerarse ligeramente en el 2020 (5.3 %).

El resultado esperado para el periodo 2019 – 2020 del sector es consecuencia directa del comportamiento esperado de la producción de cobre, el principal componente del sector. La producción de cobre, con la entrada en producción de Las Bambas, llegó a registrar tasas de crecimiento superiores al 45 % anual en el 2016. Sin embargo, problemas con la operación de la mina y más recientemente problemas con las comunidades, llevaron a que el crecimiento anualizado fuera negativo (-0.5 %) en el 2018. Para este año se espera que, si se logra una pronta solución del conflicto con las comunidades y se concreta la explotación de zonas con mayor ley, la producción de dicha mina crecería  8.3 % para todo el año. Para el 2020 se espera un crecimiento ligeramente superior (9.3 %) como resultado de la entrada en operación de otros proyectos menores en el país.

El  oro y la plata han tenido un pobre desempeño en 2018 con un decrecimiento de 6.1 % y 5.8 % respectivamente. El decrecimiento de la producción de estos metales es producto de la falta de inversión en nuevos yacimientos, que se refleja en el crecimiento negativo de su PBI potencial. Para el 2019 y el 2020 se esperan rendimientos negativos del oro (-0.1 % y -4.2 %) y de la plata (0.5 % y -1.6 %).

El zinc, hierro y molibdeno iniciaron el 2018 con altas tasas de crecimiento, pero se fueron desinflando a lo largo del 2018 cerrando los tres con tasas cercanas a 0 %. Para el 2019 y el 2020 se esperan recuperaciones en las tasas de crecimiento de estos productos. Mientras tanto, el plomo y el estaño han tenido rendimientos muy pobres debido a la falta de inversión en nuevos yacimientos de estos productos. Las tasas de crecimiento del PBI potencial de estos productos se mantiene en el rango negativo y debe continuar durante el periodo 2019 – 2020.

El sector de hidrocarburos también ha tenido un pobre desempeño en el 2018.  La producción de petróleo, que venía recuperándose a inicios del 2018, se ha desacelerado significativamente como consecuencia de los problemas con el oleoducto norperuano y la paralización del gasoducto por mantenimiento. Se espera que en el 2019 y 2020 inicien una lenta recuperación, aunque limitada por la ausencia de mayores inversiones en nuevos yacimientos.

Si bien existen en cartera nuevos proyectos de inversión para los diferentes productos mineros e hidrocarburos, los grandes proyectos mineros como Tía María, Conga, Tambo Grande y otros continúan postergándose, limitando el crecimiento potencial del sector ya que las nuevas inversiones no compensan la disminución del rendimiento de los proyectos antiguos. El manejo de las negociaciones del Gobierno con las comunidades campesinas deja mucho que desear y puede desincentivar la inversión en nuevos proyectos mineros e hidrocarburos.

 

Agregue un comentario