Jorge Baca Campodónico
Predice

¿Está perdiendo terreno el dólar como moneda dominante?

La pérdida del estatus del dólar estadounidense como la moneda dominante es un tema recurrente entre los comentaristas de las finanzas internacionales. Este tema también tiene connotaciones geopolíticas debido a que muchos países, desde China y Rusia hasta  Irán y Venezuela, han sido objeto de sanciones financieras de Estados Unidos, a través del papel clave que el dólar juega en el sistema de pagos internacionales. De hecho, la predominancia del dólar estadounidense en el sistema de pagos global es lo que les da a las sanciones estadounidenses su potencia.

Muchos bancos centrales, especialmente los de China y Rusia, han venido comprando oro como substituto de sus reservas en dólares. Durante 2018, el banco central de Rusia vendió alrededor de 100 mil millones de dólares en valores del Tesoro de los Estados Unidos, migrando sus reservas a oro y a activos denominados en euros y en renminbi (moneda China para transacciones internacionales).

El oro y las monedas que son prominentes en los mercados financieros internacionales desempeñan varios roles relacionados pero distintos: (i) como medios de intercambio, (ii) unidades de cuenta y (ii) almacenes de valor.

Los contratos de petróleo y otros productos básicos (commodities) están denominados principalmente en dólares estadounidenses, lo que lo convierte en una importante unidad de cuenta. El dólar y el Euro son las monedas de facturación dominante en las transacciones comerciales internacionales. El comercio dentro de Europa y el comercio de los países europeos con el resto del mundo, se factura mayormente en euros. Alrededor de tres cuartas partes de los pagos internacionales, para el comercio internacional y las transacciones financieras, se realizan en dólares o euros, lo que los convierte en los principales medios de intercambio.

La función de almacenamiento de valor está relacionada con las reservas internacionales de los bancos centrales. Los medios de reserva suelen ser el oro, los derechos especiales de giro del FMI (SDR, por sus siglas en inglés) y monedas fuertes, que están fácilmente disponibles y se pueden negociar libremente en los mercados mundiales de divisas, que se consideran reservas seguras de valor. Entre las monedas fuertes se destacan el dólar americano, el euro, el yen, la libra esterlina y el renminbi.

En la tabla 1 se presenta la evolución de la composición de las reservas internacionales netas por activo para el periodo 2019T1 – 2022T1. La fuente son las actualizaciones trimestrales de la Composición de las Reservas de Divisas (COFER, por sus siglas en inglés) del FMI. Las autoridades nacionales informan al FMI la composición monetaria de sus reservas de divisas, pero a menudo lo hacen de forma confidencial porque consideran que esta información es políticamente sensible en sus países o puede tener efecto en los mercados financieros internacionales. Para preservar la confidencialidad de la información específica de cada país, el FMI sólo presenta datos agregados y, hasta hace poco, no revelaba cuales países informan la composición de sus reservas de divisas (“Unallocated Reserves”).

Observamos que desde el inicio de la pandemia las reservas en oro han venido aumentando significativamente pasando de 10.95% en el primer trimestre de 2019 a 15.04% en el primer trimestre de este año.  Si bien este pronunciado incremento de la participación del oro se debe, en parte, a la evolución del precio del oro que se cotiza en dólares, si es destacable la pérdida de participación de la moneda americana que cae de 51.63% a 46.56%.  Algo similar aunque en menor proporción ocurre con la participación del euro. La caída de la participación de estas monedas contrasta con el aumento de la participación del renminbi chino y otras monedas como el franco suizo y el dólar canadiense.

Lo anterior no significa que el dólar americano será desplazado como moneda dominante. El dólar ha sido la principal moneda de reserva mundial desde que desplazó a la libra esterlina después de la Segunda Guerra Mundial. La crisis financiera mundial del 2008, que se originó en los Estados Unidos y que debería haber perjudicado el estatus del dólar, paradójicamente fortaleció el dominio del dólar como un refugio seguro global. La crisis de deuda de la eurozona, por el contrario, puso fin a cualquier pretensión de que el euro pudiera desafiar la supremacía del dólar como moneda de reserva. El renminbi chino, que recientemente ascendió al estado de moneda de reserva oficial, ha progresado rápidamente, pero aún representa solo una modesta fracción de las reservas mundiales de divisas. El reciente surgimiento de las criptomonedas también ha tenido serios traspiés. Una de las principales razones de la fortaleza del dólar americano es el enorme respaldo en oro físico que tienen las reservas internacionales del banco central americano.

¿Qué países tienen la mayor cantidad de reservas de oro? En la Tabla 2 presentamos los principales países ordenados por su nivel de reservas en oro. Para evitar la distorsión generada por los precios del oro, la tabla se presenta en toneladas de oro.

Observamos que los Estados Unidos poseen la mayor cantidad de reservas en oro físico. Le siguen en importancia los países de la unión europea. De hecho, la suma de las reservas de oro de todos los países de la unión europea llega a 10,775 toneladas de oro superando al nivel de los EUA. La Federación Rusa y China se han mostrado activos desde el inicio de la pandemia aumentando sus reservas en oro. En el caso de Rusia el aumento ha sido de 232 toneladas y en el caso de China de 63 toneladas. En el caso de los países sudamericanos Brasil y Argentina han comprado oro, 62.3 y 6.8 toneladas respectivamente mientras que Colombia ha vendido 14.2 toneladas, y Perú ha mantenido su posición (34.7 toneladas), al igual que Chile (0.2 toneladas). Debe tenerse en cuenta que estas cifras se refieren solamente a las reservas que mantienen los bancos centrales y no consideran las reservas de metales preciosos de cada país, que indirectamente, también contribuyen a la fortaleza a las monedas respectivas.

¿Las reservas en oro del Perú son las apropiadas? Las cifras indican que los países con las monedas más fuertes son los que mas reservas en oro poseen. Sin embargo, entre países menores, se observan variaciones en su nivel de reservas en oro motivadas por apreciaciones geopolíticas. Estos son los casos de Rusia, Venezuela y Bolivia. El Perú se encuentra en un nivel intermedio ya que tiene menos reservas en oro que Brasil, México, Venezuela, Argentina y Bolivia pero mas que Colombia y Chile. Dada su condición de productor de oro, y su alto nivel de RIN, el Perú debería apuntar a aumentar la participación del oro en la composición de sus reservas internacionales.

También te puede interesar