Luis Ginocchio Balcázar
Haciendo Futuros

Hermes Escalante Añorga, referente para el desarrollo regional

Hace pocos días ha fallecido en la ciudad de Trujillo el empresario y líder regional, Hermes Escalante Añorga (1948-2021), quien fuera presidente de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad y coordinador general del proyecto ‘La Libertad Innova’, que conforma la iniciativa DER (Dinamización del Ecosistema Regional de Innovación y Emprendimiento).

El Dr. Escalante fue el primer presidente del Comité Regional de Empresa, Estado, Academia y Sociedad Civil de La Libertad (CREEAS), un espacio regional de encuentro entre universidad, empresa, estado y sociedad civil, la famosa ‘hélice’ para el progreso que reunió a veintiséis instituciones. Un mes después de asumir la presidencia de la Cámara, en agosto de 2016, el Dr. Escalante y una delegación de empresarios y emprendedores viaja a Medellín, una de las urbes más innovadoras de América Latina y notable sede empresarial colombiana. Esta misión fue una de las inspiradoras de la cruzada por la ciencia, tecnología e innovación que propone el CREEAS.

Además, Escalante fue el primer presidente de la Agencia Regional de Desarrollo de La Libertad, impulsada desde lo regional y apoyada por el Viceministerio de Desarrollo Territorial de la PCM. Además, en su larga carrera fue docente universitario y decano nacional del Colegio de Biólogos. Su amplia visión de desarrollo lo llevó a liderar ideales y propuestas para devolver a La Libertad su rol en la industria y el comercio partiendo de acercar el conocimiento a los negocios y la sociedad.

Su dinamismo y empatía hicieron de su vida un referente en esta parte del país que orientará a los inquietos que están siempre a la búsqueda del desarrollo de sus territorios a través de una especialización con base a la investigación, la mejora continua y la cultura de la innovación, esto es, hacer cada día mejor su trabajo pensando en el consumidor. Creando valor como soluciones a las necesidades y expectativas de los usuarios que nunca acaban de surgir y renovarse.

En un momento en que los territorios del Perú buscan diversificar sus sistemas productivos, hallar nuevos roles y ‘motores’ más intensivos en conocimiento, conviene seguir los pasos que el Dr. Escalante nos legó. Ellos deben conducir a cuestionar diariamente la forma de trabajo en las ciudades y el campo, por igual para atender mercados nacionales y del extranjero, de productos y servicios. Atacar el predominio de la producción agropecuaria en fresco, primaria, buscando oportunidades de mercado para derivados bioactivos a partir de industrias que utilizando nuevas tecnologías procesen la rica biodiversidad del país, en sus tres regiones naturales y el mar.

Para ello se requiere vocación por el estudio, incluirse en las redes de conocimiento, curiosidad por lectura especializada, un idioma adicional por lo menos para todo joven, desde el inglés hasta el mandarín. La universidad tiene un reto fundamental en esta tarea para lo cual es necesario fortalecerla y que ella misma publique anualmente sus metas y contribución a la superación de brechas de las cadenas de valor de sus territorios. Premio singular a los investigadores con propuestas rupturistas y productos únicos aceptados por el mercado.

Las nuevas industrias intensivas en conocimiento e innovación son urgentes para atender la demanda social por puestos de trabajo. De allí que el aporte del Dr. Escalante le confiere una alta dignidad como representante del ciudadano y del empresario con visión de región y de país, que es crítico en estos momentos delicados en que la crisis sanitaria ha mostrado con crudeza las fragilidades y dependencias del país, largamente postergadas.

Por eso es que la partida de Hermes Escalante Añorga nos lleva a escribir estas líneas en homenaje a su fructífera existencia, que permanece brillando más allá de su paso a la eternidad.

También te puede interesar