Luis Barragán Scavino
Tecnología para la Innovación

La Revolución de la Banca Tradicional

La banca tradicional se encuentra en proceso de transformación hacia una banca cada vez más digital, es notable la reducción del número de agencias bancarias en el Perú y en nuestra región, así como también se ha incrementado notablemente en los últimos meses el volumen de operaciones digitales de los bancos tradicionales.

¿Pero hacia donde nos está llevando esta transformación de la banca?

Personalmente veo varias señales claras de la transformación digital en el sistema bancario tradicional:

  1. Los bancos tradicionales están dejando la atención personalizada cerrando cada vez más agencias y lanzando más funcionalidades digitales móviles y web.  Vemos los casos de las aplicaciones móviles en la banca tradicional peruana como Yape, Lukita o Tunki.
  2. Las grandes corporaciones de tecnología se desean convertir en bancos, incorporando pagos digitales y creando monedas digitales como el proyecto Libra de Facebook.
  3. Las Fintech que nacieron 100% digitales, ahora quieren convertirse en Neobancos que ofrezcan mas soluciones digitales en línea. Vemos el caso de N26 en Alemania como creó un banco digital con el core bancario Mambu y ahora esta en 25 países.
  4. Las empresas de telecomunicaciones están empezando a crear sus propios bancos digitales y están ofreciendo préstamos a través de celulares. Este es el caso de Ornage Bank en europa que ya ofrece préstamos a traves de las agencias de la Telco en Francia.

En esta revolución de transformación de la banca tradicional, en un futuro cercano vamos a tener cada vez mas soluciones que antes podrían parecer más arriesgadas. Por muchos años he atendido a la banca tradicional ofreciendo soluciones tecnológicas corporativas y he visto inversiones millonarias tomar décadas en crecer, para que luego el banco se de cuenta que eran soluciones que no necesitaban, significando que luego de 40 u 80 millones de dólares invertidos, tirarlos todos a la basura para apagar una tecnología innecesaria.

Hoy en día con una fracción de esas inversiones, los bancos tradicionales están saliendo a comprar algunas Fintech, convirtiendo en millonarios a los socios fundadores de esas empresas, que luego de algunos años verán su Fintech siendo también apagada por los bancos, que generalmente compran estas empresas para desaparecer a potenciales competidores.

Sin duda puede parecer un buen negocio para los socios fundadores de una Fintech, luego de haber sobrevivido 3 o 4 años sin sueldo, que se les aparezca un banco con algunos millones de dólares sobre la mesa. Pero en realidad pueden estar dejando ir un potencial enorme de escalamiento, que les permitiría convertirse en el futuro Neobanco como N26 en Alemania o Nubank en Brasil, que es lo que realmente buscan evitar los bancos tradicionales.

Por eso, me permito hacer algunas estimaciones a un mediano plazo de 5 a 10 años, de lo que pueda suceder en el mercado financiero global:

  1. La mayoría de las Fintech que están creciendo a nivel explosivo en Latinoamérica van a terminar saliendo del mercado, generalmente por falta de liquidez para lograr escalar su modelo de negocio.
  2. Las Fintech más exitosas van a ser tentadas por los bancos tradicionales y la mayoría de sus socios fundadores van a aceptar algunos millones por sus emprendimientos, viendo su capacidad de escalamiento absorbida por el apetito de los bancos en eliminar a sus potenciales competidores.
  3. Los valientes fundadores de Fintech exitosas que no sucumban a la tentación de la oferta millonaria de los bancos, lograrán escalar a convertirse en la competencia mas fuerte de la banca tradicional y llevarse a la masa de clientes de banca personal ofreciendo una experiencia del cliente más amigable.
  4. Las grandes corporaciones de tecnología como Google, Amazon, Facebook, Apple, entre otros  van a arrasar con los pagos digitales personales en el mundo occidental, mientras Alipay, Wechat, entre otros lo harán en el mundo oriental, dejando muy poco para que los bancos tradicionales puedan participar de este mercado en el futuro.
  5. Las empresas de telecomunicaciones globales ofreceran soluciones de pagos digitales a través de sus teléfonos celulares, así como ofrecerán préstamos que podrás pagar a través de tu recibo mensual.
  6. La banca tradicional que hoy conocemos, migrará a ser bancos corporativos que van a atender a las grandes corporaciones, que difícilmente dejarían su inmenso portafolio de dinero en otras manos.
  7. Las agencias bancarias tradicionales que conocemos el día de hoy, serán migradas a cafés o espacios de emprendimiento o coworking, donde los empresarios puedan trabajar, tienen internet gratis y pueden hacer sus operaciones bancarias en un ambiente más cómodo y relajado.

Siendo un poco más atrevido y a pesar que algunas de mis ideas puedan parecer ciencia ficción, no me siento nada tímido en predecir lo que pueda pasar en 10 a 20 años con la banca digital. Teniendo en consideración los adelantos acelerados de las tecnologías como la computación cuántica, nanotecnología, inteligencia artificial general, realidad aumentada y blockchain. Todas estas tecnologías, no hacen otra cosa más que acelerar la llegada del momento de la singularidad tecnológica:

  1. El dinero físico no va existir: va ser reemplazado por una moneda digital basada en la tecnología Blockchain, similar a la que se uso para generar el bitcoin, pero con un respaldo global que permita la estabilidad de la moneda y evitar la volatilidad de las criptomonedas actuales.
  2. Los sistemas POS van a desaparecer: En el futuro los sistemas de pagos en puntos de ventas, conocidos como POS, serán reemplazados por tecnología basada en Blockchain o similar, que permita asegurar la identidad de la persona que realiza el pago y tecnología de inteligencia artificial para determinar el comportamiento de sus consumos personales.
  3. Las tarjetas de crédito van a desaparecer: Una pena para los bancos tradicionales que vienen ganando mucho dinero con los altos intereses obtenidos de tasas revolventes que solo logran ahogar en deudas impagables al normal de los mortales, que siempre están sobregirando el saldo en múltiples tarjetas de crédito. Los sistemas del futuro aplicando tecnología de inteligencia artificial, podrán emitir un microcrédito en el momento que el ciudadano le faltan 20 dólares para comprarle un ramo de rosas a su pareja y no tiene ese dinero disponible en ese momento.
  4. Banca de realidad aumentada: No será necesario ingresar a una página web o a tu teléfono celular, porque tendrás a tu disposición tu banco en un ambiente de realidad aumentada, donde podrás tener acceso a toda tu información financiera y hacer todas las operaciones que desees realizar.
  5. Usaremos implantes financieros: Las tarjetas de crédito van a ser reemplazadas por implantes en los seres humanos, donde estará la información del saldo de dinero de cada persona. Si bien es cierto, existen en el mundo proyectos de implantes para pagos, estos no han logrado escalar por el rechazo a tener un implante. En el futuro todos vamos a querer tener ese implante Oro o Platino, que nos va permitir un nivel de estatus económico superior.
  6. Identidad digital global: Cada ser humano tendrá su identidad global única que puede ser utilizada para viajar, hacer operaciones financieras y todo tipo de acuerdo comercial, basado en tecnología blockchain o similar y contenidas en un implante. Por lo que soluciones que hoy conocemos como KYC de las siglas en ingles Know Your Customer, serán obsoletas.
  7. Singularidad tecnológica bancaria: El momento de la singularidad es definido como el momento en que la inteligencia artificial general supere a la inteligencia humana, lo que generara una nueva sociedad del futuro, donde espero que el tema monetario pase a un segundo plano y los seres humanos usemos la tecnología para generar una mejor calidad de vida, donde el tema económico no debe ser una preocupación para el ser humano.
Revolución de la banca tradicional
Futuro de la banca con realidad virtual

Sin duda que algunos de estos temas son discutibles y controversiales, pero no olvidemos que los celulares que usamos nosotros ahora, eran ciencia ficción hace 20 años. Sin duda que el adelanto tecnológico acelerado que ha desarrollado el ser humano en estas últimas décadas, hará que en unas décadas más estemos hablando que versión de implante tenemos instalado, en vez de pensar en la última versión de iPhone que saldrá el próximo mes.

También te puede interesar