María Isabel Osterloh
Los Gigantes del Asia

Las inversiones chinas y el Mega Proyecto del Puerto de Chancay

Las inversiones chinas en Perú tienen muchas razones para ser abundantes. No solo por ser un país rico en recursos naturales, por tener una legislación atractiva a la Inversión Extranjera Directa (IED) que la permite en todos los sectores si no que nuestra relación con China se caracteriza por una larga tradición de amistad. Esto debido a la inmigración china al Peru (que empezó en 1849) y que nos hace el país con la comunidad china más grande de Latinoamérica, y por la relación diplomática ya que fuimos el primer país latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con el Imperio Chino en 1874 y el tercero en establecerlas con la República Popular China en 1971 (este año se cumplen 50 años). Asimismo, en el plano diplomático y comercial tenemos muchas razones para que esta parte de la relación se haya profundizado mas y lo siga haciendo ya que tenemos:

  • Un Tratado Bilateral de Inversión vigente desde 1995;
  • Un Tratado de Libre comercio que entró en vigor en 2010 y que se está actualizando;
  • Una Asociación estratégica integral desde el 2013;
  • Firmado el Memorándum de entendimiento bajo el marco de la Franja y la Ruta firmado en 2019 donde se tiene acceso a fondos e instituciones financieras chinas; y
  • Somos parte del Foro China- CELAC que incluye fondos y créditos para la inversión.

Han pasado casi treinta años desde que la primera inversión proveniente del gigante asiático llegó al Perú en 1992 con la adquisición de hasta ahora la única mina de hierro del Perú, la mina de Marcona, por la empresa Shougang Corporation, habiéndose convertido en la primera inversión china en el continente sudamericano.

Ciertamente las inversiones chinas desde que empezaron su incursión en el país se han convertido en parte importante de la economía del Perú. Según cifras de la embajada de China en Perú, el stock de las inversiones de China en Perú al 2020 suman 30 mil millones de dólares . Si contrastamos esa cifra con las cifras publicadas en el World Investment Report del 2020 de la UNCTAD, que dice que el stock de Inversión Extranjera Directa en Perú en 2019 fue de 115,330 millones de dólares, la inversión china representaría 25% del total.

Asimismo, el reporte preparado por The American Enterprise Institute presentado en enero del presente año (China’s coming global investment recovery: How far will it go?) colocó al Perú como el segundo país en Latinoamérica que más inversión china recibió de 2005 a 2020 después de Brasil con un monto de 29 mil millones de dólares.

Gráfico: Alcance Mundial de China

Fuente: American Enterprise Institute

China, tradicionalmente ha invertido en recursos naturales, especialmente de minerales, hidrocarburos y harina y aceite de pescado y es un productor importante de estos recursos en el país. Desde principios de la década pasada, China se convirtió en el primer inversor minero hasta el año 2018, alcanzando en 2015 una participación del 35% del total de los proyectos mineros. Actualmente es el segundo mayor inversor minero en el país (con el 18.6% del total con 7 proyectos). Y la producción de las minas que tiene en operación (Marcona; Las Bambas y Toromocho) produjeron en 2020 el 24% del total del cobre; el 100% del total del hierro y el 13% del molibdeno. En cuanto a la mina las Bambas, esta fue comprada en 2014 por el grupo chino MMG a la empresa Glencore por 7 mil millones de dólares, convirtiéndose en la mayor inversión extranjera jamás hecha en Perú.

Además de estas minas, existen otros cuatro proyectos de mina que las tienen empresas chinas pero que aun no se encuentran en operación. Una es la mina de hierro Pampa de Pongo. Asimismo, otras tres más polimetálicas pero que en su mayoría contienen cobre. Estas son Don Javier, El Galeno y Rio Blanco. Los cuatro proyectos mineros supondrían una inversión de 8,800 millones de dólares.

Aunque la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (PROINVERSÓN) es el ente que se encarga de registrar la IED en Perú, este registro no refleja el verdadero monto de las inversiones por país pues por ejemplo en el caso de China, muchas empresas están registradas en paraísos fiscales y esta se registra como IED de ese lugar y no el origen de la empresa inversora. Por lo que tome datos del registro “China Investment Tracker” para poder visualizar de la manera más precisa posible en que sectores se encuentra la IED de China en Perú.

De los 29 mil millones de dólares, el 63% se concentra en el sector metales, el 31% en energía y el 4% en transporte.

Gráfico: Sectores de la inversión china en Perú (%)

Elaboración de la autora en base a datos de China Investment Tracker de The American Enterprise Institute

En el sector hidrocarburos, la empresa China National Petroleum Corporation (CNPC) y su filial SAPET produjeron en 2020 el 42% del total del petróleo. Por el lado de la pesca, aunque no se tienen cifras de la producción por parte de las empresas pesqueras en Perú, según la Sociedad Nacional de Pesquería, las empresas COPEINCA S.A.C y CFG INVESTMENT SAC (de China Fishery Group) exportaron en 2019 al mundo el 21% del total de harina de pescado y el 20% del total de aceite crudo de pescado.

Sin embargo, la preferencia por invertir en recursos naturales empieza a cambiar de curso y desde la mitad de la década pasada que se ha visto la incursión de inversiones chinas en nuevos sectores como el de telecomunicaciones, energía hidroeléctrica, infraestructura de transportes, etc. como puede verse en el cuadro del anexo.

Energía eléctrica

Las inversiones chinas en el sector de energía están ganando cada vez más cuota en el mercado eléctrico del Perú. La empresa China Three Gorges (CTG) ha hecho una serie de inversiones en el sector eléctrico en el país desde el 2016. En ese año suscribió un contrato para la construcción de la Central Hidroeléctrica San Gaban III en la región Puno que costara 448 millones de dólares. Asimismo, destaca la compra del 83.6% de las acciones de la empresa Luz del Sur S.A. en 2019 (por 3,590 millones de dólares) ya que esta tiene el 29% de participación del mercado de la distribución de energía eléctrica a nivel nacional (quien además tiene dos centrales hidroeléctricas Santa Teresa I y II), ubicándose como la más grande empresa distribuidora.

Y en abril de 2019 realizo la compra de la Empresa de Generación Huallaga S.A. que administra la Hidroeléctrica Chaglla por 1,400 millones de dólares, la cual produce el 5% de la energía eléctrica en el país.

Finanzas y Seguros

Por el lado del sector financiero tenemos la entrada del segundo banco chino de propiedad estatal desde que en 2013 ingreso el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC). Es así como Bank of China se le autorizo en enero del 2019 abrir su primera sede gracias a la modificación que se hizo en 2017 a la ley que impedía que un mismo accionista mayoritario opere a la misma vez un banco en el mercado local (Diario Gestión, 2019).

En enero del 2019, la empresa Fidelidade (Fosun International Limited) compro el 51% de las acciones de la empresa aseguradora La Positiva la cual en ese año se posicionaba como la cuarta mayor aseguradora en Perú, con una participación en el mercado del 11% (cuatro millones de asegurados).

Telecomunicaciones

En el sector telecomunicaciones, la empresa Yangtze Optical Fibre and Cable Company Limited (YOFC) ganó 4 de los 6 proyectos de instalación de banda ancha, para diferentes regiones del país, que fueron convocados a licitación pública por PROINVERSION en 2018. En estos proyectos la empresa invertirá un monto aproximado de 300 millones de dólares (ver anexo).

Infraestructura de transportes y logística

En el sector infraestructura los proyectos mas sonados sin duda son el del Megapuerto de Chancay y el de la Hidrovia Amazonica.

El proyecto de la Hidrovia Amazonica se concretó en setiembre del 2017 con la suscripción de un contrato con la empresa china Sinohydro y la peruana Construcción y Administración S.A. Este proyecto contempla el establecimiento de un canal de navegación en cuatro de los ríos mas grandes de la amazonia peruana: Amazonas, Marañón, Huallaga y Ucayali y esto requiere del dragado de trece puntos a lo largo de estos (se dice que este tema no se contempló en el contrato) pudiendo cambiar sus causes y así alterar el hábitat de su fauna suponiendo para las comunidades indígenas un peligro a su principal fuente de alimento por lo que se está pidiendo a las autoridades llevar a cabo el mecanismo de consulta previa. Actualmente el proyecto se encuentra paralizado y su futuro es incierto.

También está el proyecto de expansión de la carretera Huánuco-La Unión-Huallanca que costará una inversión de 351 millones de dólares pues constará de cinco tramos donde en los dos últimos se harán obras de conservación. Lo lleva a cabo la empresa China Railway Construction International Group en conjunto con su filial China Railway Construction 20th Bureau Group desde la adjudicación del proyecto en setiembre del 2018, las cuales operaran la carretera por 10 años.

El Terminal Portuario Multipropósito de Chancay

El proyecto del puerto de Chancay esta ubicado en la provincia de Huaral del departamento de Lima. Su proximidad de 80 kilómetros al norte del centro de la capital (la cual concentra el 60% de las actividades económicas del país) hace de este un lugar estratégico que pretende ser un hub en Sudamérica que se conecte con los países del Asia pacifico.

El proyecto fue clasificado como “terminal portuario marítimo, multipropósito (graneles sólidos, líquidos, carga rodante y contenedores), de titularidad privada, de uso público, de alcance nacional” (Diario Oficial El Peruano, 2021) por lo tanto no es una concesión. Además, no contemplara la exportación de minerales (Diario El Comercio, 2019). Y su construcción costara 3,000 millones de dólares.

Mapa: Área de la construcción del Proyecto del Puerto de Chancay

Fuente: SENACE

 

El interés por la creación de un puerto nace en 2009 con las empresas Chancay Port S.A. y Ferroviaria Central Andina S.A., quienes obtuvieron la autorización del gobierno regional de Lima para realizar los estudios en el lugar.

Poco después el proyecto se concretiza con la constitución de la empresa Terminales Portuarios Chancay S.A (TPCSA) en 2011 quien llevó a cabo a lo largo de los años las diligencias para conseguir el otorgamiento de permisos por parte de varias instancias gubernamentales entre ellas la Autoridad Portuaria Nacional (APN) quien otorga la habilitación portuaria del proyecto , la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI) encargada de dar el derecho de uso de área acuática y franja ribereña para la ejecución del proyecto y el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE) quien aprueba el Estudio de Impacto Ambiental detallado (EIAd).

En 2013 se aprueba el EIAd por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Para ese entonces la etapa uno del proyecto contemplaba un área acuática y de franja ribereña de 414,200.19 m2.

En abril del 2016, la empresa TPCSA es adquirida en su totalidad por la empresa Volcán Compañía Minera. La empresa con nuevo dueño se encargo de realizar los estudios en etapa preoperativa y de prefinanciamiento y también empieza a buscar un socio estratégico.

El área del proyecto se fue ampliando a partir de fines del año 2017 cuando la empresa logra la reserva de uso de un área acuática de 1’374,397.617m2, adyacente al área otorgada y en 2018 se le autoriza el uso de un área de 863, 060.99 m2 adyacente al área otorgada (ver mapa).

Para enero del 2019, la empresa china Cosco Shipping Ports se adhirió como socio estratégico y compro el 60% de las acciones de la empresa TPCSA por un monto 225 millones de dólares renombrándose como Cosco Shipping Ports Chancay Perú S.A. La transacción se completó oficialmente en mayo de ese año.

En octubre del 2020 la APN aprueba la viabilidad técnica portuaria definitiva de la “Nueva Etapa 1” (que se compone de una Zona Operativa Portuaria (ZOP), Zona de Complejo de Ingreso (CI) y el Túnel de 1.8 km que une la ZOP con CI) sobre un área acuática de 1,871,581.638 m2, por un plazo de treinta años. Asimismo, la modificación del EIA es aprobada en diciembre por el SENACE. A la empresa se le ha dado un plazo de cuarenta y dos meses para la ejecución de la primera etapa. Se dice que solo esta etapa generara 1,500 empleos directos y 7,500 indirectos (Andina, 2021).

Es la primera vez que una empresa china invierte en la creación de un puerto en Perú. Asimismo, es la primera inversión que hace la empresa Cosco Shiping Ports en el continente sudamericano. Esta es una empresa que se encuentra dentro del top ten de los operadores portuarios y opera 52 puertos alrededor de mundo. En 2020 fue reconocido como “Mejor Operador de Contenedores del año” y “Operador Portuario más Socialmente Responsable” por la Global Business Outlook Magazine (Reino Unido). Asimismo, es una empresa clave para el desarrollo de la Iniciativa de la Franja y la Ruta pues por ejemplo en los últimos años ha adquirido el Puerto griego de Pireo, y los derechos de uso del Puerto de Rotterdam y de Abu Dabi. Y según la misma empresa dice que este proyecto es importante para la implementación de esta. Perú se unió a la IFR en abril del 2019, unos meses después de que Cosco Shipping adquiriera la empresa encargada de la construcción del puerto de Chancay.

Este proyecto trae muchas posibilidades para el desarrollo industrial del Perú y sería bueno poder agilizar la implementación del nuevo régimen de las zonas económicas especiales. Por ejemplo, en 2019 el entonces Ministro de Economía Carlos Oliva dijo que la empresa estaba pensando que Huawei pueda instalar una fabrica de ensamblaje de sus productos dentro del área del puerto (Diario El Comercio, 2019). En 2020, la empresa reitero su interés al gobierno para que el puerto de Chancay sea una Zona Económica Especial.

Actualmente el puerto más grande del país es el Callao y ya se encuentra a capacidad máxima. Este puerto esta en medio de una gran urbe y ya no tiene casi capacidad para expandirse en tierra. Incluso se piensa ganar terreno al mar para ampliarlo. Por ello la importancia del desarrollo del proyecto del puerto de Chancay para aumentar la capacidad logística pues se calcula también que será el doble del tamaño del puerto del Callao. Además, se podría reducir el costo de transporte logístico ya que según la Cámara de Comercio de Lima (CCL) la capacidad del futuro muelle del Puerto de Chancay podrá recibir barcos que hagan rutas directas a Asia que no tengan que hacer transbordos a México ni Estados Unidos (El Comercio, 2020).

Shougang y el muelle de San Nicolás

A este proyecto portuario operado por una empresa china se le suma el muelle privado San Nicolas ubicado en la bahía de San Nicolas (la bahía más profunda del litoral peruano y una de las más profundas de Sudamérica) que es propiedad de la empresa estatal china Shougang Hierro Perú S.A.A.  quien exporta por ese medio los concentrados de hierro de la mina de Marcona desde 1992

El 18 de febrero del presente año se anunció que la empresa invertiría 309 millones de dólares en construir un nuevo muelle en la Bahía de San Nicolas y para ello ha presentado al SENACE la Modificación del EIA del proyecto de Ampliaciones de Operaciones Mina y Planta Beneficio. Pues según la empresa existe un riesgo de fallas estructurales en el muelle de San Nicolas a cause de eventos naturales como sismos y oleajes anómalos y por sus 55 años de antigüedad.

Anexo: Recientes Inversiones chinas en Peru

Elaboración de la autora

*Cálculos en base a “Plan de negocios 2020 de COHIDRO”

** Cálculos de costos en soles en base a “Cartera de inversiones del programa multianual de inversiones 2022 – 2024” del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

 

Referencias