Juan Sánchez Sánchez
Banca de Inversión

Modelo de negocio para salir de la crisis

En los últimos 10 años los modelos de negocio han sido el mayor detonante del nuevo escenario de negocios, y hoy son el principal driver de valor de las compañías más competitivas. La tecnología ha contribuido enormemente a que así sea, sin embargo sin la capacidad innovadora de expertos en modelos de negocios, emprendedores e inversionistas esto no hubiera sido posible.

Desde el 2010 la concepción de los modelos de negocio cambió drásticamente, al pasar de un modelo de negocios en el que un bien o servicio valía por lo que se hacía con él, a un modelo de negocios en el que dicho bien o servicio vale (incluso más) por lo que hoy se puede hacer con él.

La nueva concepción de modelo de negocio responde a otras “leyes de negocios” a tal punto que el mismo análisis de las cinco fuerzas de Michael Porter podría resultar insuficiente para determinar la posición competitiva de una compañía que adopte dicha concepción de modelo de negocio.

Hasta aquí usted se debe estar preguntando, ¿en realidad qué es lo que hace distinto a un modelo de negocio bajo la nueva concepción? La respuesta es que, más allá de las técnicas de design thinking que aplican los facilitadores de este proceso, dicha concepción considera que una compañía es una arquitectura empresarial para crear, generar, entregar y retener valor.

En los modelos de negocio digital, todas las formas de crear, generar y entregar valor se traducen en potentes estructuras para crear demanda de nuevos socios, productos, usuarios y mercados, haciendo que esa estructura de generar valor se convierta en sí misma en una ventaja competitiva.

Un modelo de negocio que combina todos esos factores será casi imposible de copiar y tendrá una elevada sostenibilidad de largo plazo, dado que todos esos factores operan bajo la lógica de círculo virtuoso, cuyo resultado es el crecimiento exponencial del valor para los clientes y los accionistas de la compañía.

Existen muchas maneras de crear valor en una compañía. Por ejemplo, en un negocio de comercio electrónico, el valor se crea ayudando a los consumidores a tomar la decisión correcta de comprar algo en línea, ya sea un libro, un par de zapatillas o un artículo personal.

También existen muchas formas de entregar valor. Por ejemplo, en un negocio de publicidad, se entrega valor a través del medio publicitario, ya sea un TV, un sitio web con un texto, o anuncio de banner, un juego para dispositivos móviles con anuncios de video o un programa de radio o podcasts con anuncios de audio.

Asimismo, por ejemplo, en un negocio de transporte, se captura valor en las tarifas pagadas por el servicio de transporte, o cuando se adquiere un automóvil a través del precio de venta que se paga por el mismo.

Finalmente, también se puede retener valor de diferentes maneras. Por ejemplo, en un negocio de comercio electrónico esto puede lograse estableciendo un sistema de gestión de la reputación, donde cada producto o vendedor es asociado con una calificación de estrellas de compradores anteriores.

Si usted está planeando fortalecer la posición competitiva de su compañía para asegurar su sostenibilidad de largo plazo, que le permita incluso superar cualquier crisis, es recomendable que empiece revisando (léase rediseñando) el modelo de negocios de su compañía. MAXIMIXE brinda servicios de diseño/revisión de modelos de negocio de compañías, a fin de que éstas recuperen la posición competitiva que tenían en su industria. Para saber la manera cómo MAXIMIXE puede ayudarlo en ese propósito, por favor escríbanos al correo jsanchez@maximixe.com o al Whatsapp 51-997518093 o 51-997518096.

También te puede interesar