Juan Sánchez Sánchez
Banca de Inversión

Bootstrapping

Imagine usted un emprendimiento empresarial que consigue crecer de una manera orgánica con sus propios recursos gracias al dinero aportado por sus fundadores y la venta de sus productos o servicios sin recurrir a inversores o financiación externa. Incluso, puede lograr un crecimiento exponencial bajo estas circunstancias. A este estilo de gestión se le denomina “bootstrapping”.

El patrón típico de las empresas que aplican “bootstrapping” es que se mantienen con lo que tienen, no se endeudan demasiado, invierten sin exponerse demasiado, gastan dentro de los límites y ahorran todo lo que pueden procurando tener siempre flujo de caja. Algunas de estas empresas llegan a tener éxito pese a que se forjaron un crecimiento poco a poco llegando a convertirse en multinacionales.

Este estilo de gestión tiene la ventaja de que al estar centrado en el éxito que alcancen los productos o servicios incentiva la competitividad e innovación de estos, pero tiene la desventaja de que éstas últimas pueden verse mermadas si los ingresos generados sólo buscan cubrir las necesidades de recursos mínimos que la empresa aspira y el equipo directivo no está dispuesto a salir de su zona de “confort” para tomar mayores riesgos de negocio recurriendo incluso a financiación externa.

El “bootstrapping” también tiene la ventaja de que, la empresa al no tener una financiación que podría obligarla a cumplir rápidamente metas de crecimiento para las que no está todavía preparada y por tanto pondrá en riesgo su sostenibilidad, en la práctica termina siendo un buen contra peso para evitar el fracaso de algunos emprendimientos empresariales.

Otra ventaja del “bootstrapping” es que impulsa al equipo directivo de la empresa a hacer todos los esfuerzos para obtener ingresos lo antes posible a fin de revertirlos en el crecimiento del negocio generando un círculo virtuoso para el desarrollo de la empresa; sin embargo, dicho estilo de gestión tiene la desventaja de que no optimiza la rentabilidad de la empresa porque ésta se fondea con capital propio que es de mayor costo que el costo de la deuda poniéndola en desventaja ante sus competidores.

MAXIMIXE puede ayudarlo a evaluar las opciones de generación de valor que tiene su empresa a partir del estilo de gestión que aplica, a fin de organizar las fuentes de recursos que puede acceder para optimizar su rentabilidad. Para conocer la manera cómo MAXIMIXE puede ayudarlo en dicho propósito, escríbanos al correo jsanchez@maximixe.com o al Whatsapp 51-997518093 o 51-997518096.

 

También te puede interesar