Carlos Aquino Rodríguez
Una mirada al Asia

China e India: Dos gigantes en movimiento

China e India lideran el crecimiento económico en el mundo, y siendo los países con la mayor población del planeta, están destinados a ser las mayores economías. Y en los dos últimos años India está creciendo más que China y al parecer esto se mantendrá así en el futuro previsible. De acuerdo a las últimas estadísticas de las NN.UU., por ejemplo en el 2015 y 2016 India creció 7.3% y 7.6% respectivamente mientras China creció en esos años 6.9% y 6.6%, y para el 2017 y 2018 se estima India crecería un 7.7% y 7.6% mientras que China solo un 6.5% en cada uno de esos dos años.[1]

Actualmente China es la segunda economía más grande del mundo e India es la novena, pero estos países habían sido siglos atrás las dos más grandes economías del planeta. Por ejemplo de acuerdo a un reciente estudio en el año 1400 la economía china representaba un 30% del total mundial, mientras que la india un 25%. En el año 1700 China representaba un 22.3% e India un 24.5%  del total mundial y seguían siendo las dos más grandes, algo que se mantuvo probablemente hasta el año 1800, pero para el año 1900 ya EE.UU. se había consolidado como la economía más grande con un 15.8% del total mundial, la segunda China con 11.9%, tercero el Reino Unido con un 9.4%  y cuarto la India con un 8.6% del total. Hacia 1950 la participación china en la economía mundial había caído a 3.8% y la de India a 4.1%.[2]

Las razones por las que China e India dejaron de ser las dos más grandes economías, y cayeron después son varias pero la principal es que la Revolución Industrial empezó en Occidente y China e India sufrieron el embate de invasiones y la colonización de Occidente principalmente. Pero China desde 1979 e India desde 1991 emprendieron reformas económicas que incluyo la apertura de su economía a la inversión y mercados externos. Desde ese momento han crecido en forma rápida, especialmente China, que desde 1979 al 2011 creció en promedio a 10% anual, pero desde el 2012 su tasa de crecimiento se ha desacelerado.

Pero si bien estos países tienen en común que crecen a altas tasas, hay muchas diferencias entre ellos, las que pasamos a mencionar a continuación:

  1. India es una democracia, con un sistema de partidos, donde cada cierto tiempo por elecciones hay una alternancia en el poder. Hay un Congreso, una prensa libre y una sociedad civil que es un contrapeso muchas veces al gobierno de turno. En cambio China está gobernado por un partido único, el comunista, y donde este controla todos los mecanismos del poder, como el Congreso y donde no hay una prensa libre. Ahora estas diferencias en el sistema político se dice han influido en el desarrollo económico y el ritmo de crecimiento de estos países pues por ejemplo al tener China un gobierno autoritario le ha sido fácil implementar políticas económicas, llevar a cabo el gasto público, realizar inversiones sin mayor oposición del Congreso o de la opinión pública. En cambio en India, al tener un sistema democrático las leyes o políticas tiene que ser aprobadas por el Congreso o sometidas al escrutinio público y a veces hay oposición y la aprobación de las medidas demora y su implementación también.
  2. China ha emprendido reformas económicas más profundas que la India. Por ejemplo hay mucha más inversión extranjera en China que en la India, y una de las razones para eso es que en China la mano de obra barata que tenía fue ampliamente y fácilmente empleada por esas empresas pues este país tiene un mercado laboral flexible, donde las empresas pueden ajustar el número de trabajadores empleados de acuerdo a la necesidad de sus negocios. En cambio la India tiene un mercado laboral rígido, donde no es fácil para una empresa contratar trabajadores y después dejar de emplearlos.
  3. China es un país relativamente más homogéneo en términos de etnias o de religión. La población china es mayormente de la etnia Han, en un 94%, y existen algunas minorías nacionales, pero mayormente no ha tenido problemas con estas, y tampoco en el tema de religión, aunque a veces se han presentado problemas en la provincia de XInjiang  de mayoría musulmana. Además el mandarín es el idioma oficial hablado por prácticamente todos, a pesar de que existen bastantes dialectos regionales. En la India si hay más diversidad, en etnias, religión y lenguajes, donde la población se divide en una variedad de etnias. En la religión si bien la mayoría, un 80%, profesa la religión hindú, hay una población musulmana calculada en un 14% del total, y han habido enfrentamientos entre los seguidores de estas religiones antes, aunque en los últimos años se ha calmado, a pesar del resurgimiento de un nacionalismo hindú. En cuanto a idiomas, a pesar de que el hindi es el idioma oficial, se calcula que menos de un tercio de la población la habla, y el inglés es muy usado en la administración publica pero también hay idiomas regionales oficiales como el bengalí, tamil, urdu, y otros más. Un aspecto que es problemático en la India es la existencia de castas, asociada a la religión hindú, que si bien es cierto de acuerdo a la Constitución de la India se abolieron después de la independencia,
    aún persiste en la sociedad, y las castas inferiores muchas veces son discriminadas, y tienen por eso menor acceso a la educación y trabajo (a pesar de las políticas en marcha para favorecerlas con cuotas en esas áreas por ejemplo).
  4. India tiene un sistema legal más desarrollado pues tiene una historia más larga con un sistema de mercado, aunque con fuerte protección de la competencia extranjera e intervención del Estado, especialmente antes de 1991, que China que salía de una economía socialista en 1979 y empezó a utilizar las fuerzas del mercado desde esa fecha. En India el uso del inglés es más difundido y esto podría ser una ventaja también, como puede verse por ejemplo en que es sede de muchos servicios de Call center y también se ve en el desarrollo del software, comparado con China, que es más fuerte en el desarrollo, producción, de hardware.
  5. China tiene una economía de más de 11 billones de dólares, unas cinco veces la de la India. El comercio exterior de mercancías es más importante para China y su volumen es de seis veces más (En exportaciones el 2015 China vendió al exterior 2.275 billones de dólares, India solo 267 mil millones de dólares)[3]. La población de China es de casi 1, 400 millones, unos 100 millones más que la de India, pero todo indica que hacia la mitad de la próxima década la población de la India será mayor que la de China. A partir de ese momento la población china disminuirá, mientras la de la india seguiría creciendo. India tiene y tendrá así por dos décadas más una gran población joven, y mano de obra barata. China la tiene cada vez menos y esa es una de las razones que explican porque la tasa de crecimiento de su economía ha caído de un 10% promedio entre 1979 al 2011, al 6.5% actual. Además, como India empieza de una base menor, su economía tiene margen para crecer a tasas más altas que China por los próximos años.
  6. Por último, habría que señalar que India tiene un gran potencial como se señaló, pero un gran problema es la falta de infraestructura física de transportes y comunicaciones, y de energía, campos donde China le lleva una gran ventaja.
  7. Los problemas comunes que atraviesan ambos países son la contaminación ambiental, la disparidad en el ingreso (aunque China ha avanzado más en el desarrollo de su área rural que la India, y tiene menos porcentaje de su población debajo del nivel de pobreza), y la corrupción.

 

[1] Página 3 https://www.un.org/development/desa/dpad/wp-content/uploads/sites/45/publication/2017wesp_full_en.pdf

[2] https://flipboard.com/@flipboard/flip.it%2F9cs8UJ-the-rise-fall-and-comeback-of-the-chine/f-607cfa655b%2Fbusinessinsider.com

[3] http://data.worldbank.org/indicator/TX.VAL.MRCH.CD.WT?locations=CN-IN

Agregue un comentario