Luis Ginocchio Balcázar
Haciendo Futuros

El café, abanderado de la sierra piurana

Sorprende gratamente visitar el Festival del Café Piurano que se inauguró el 4 de agosto en esta capital departamental. No solo llama la atención la cantidad de expositores, sino comprobar el temperamento para la producción y los negocios de los agricultores y emprendedores, incluyendo derivados del cacao, bebidas (‘esencia’ de café y destilado de caña con toronche) y tejidos de lana, entre otros.

Es un acierto del Gobierno Regional convocar a delegaciones de organizaciones de más de 20 distritos de esta ‘sierra verde’ con que cuenta Piura, cuya agricultura campesina es numerosa, con 16,000 productores en más de 8,000 hectáreas de café, en ecosistemas con parajes variados y ricos en diversidad. El proyecto de inversión pública ‘Café Orgánico’ por S/14 millones hace posible esta actividad.

La calidad del café piurano, paso a paso, viene forjando un espacio en el mercado internacional, en particular en el segmento de cafés especiales, de altura y asociados con ecosistemas y la biodiversidad. Queda una agenda muy desafiante para posicionar los orígenes, tanto geográficos, de las fincas y familias que los cultivan y procesan. Conseguirlo exige destrezas de negocios y presencia en redes sociales.

Para todo negocio contar con un consumo nacional es fundamental para evitar depender de las ventas al exterior. En el caso del café piurano eventos como el Festival deberían ayudar a estimular el consumo del café en la región más allá de ideas como ‘no tomamos café porque hace mucho calor’ y otras. La lógica del negocio lleva a atender a los mercados más exigentes, pero sin descuidar el disfrute del aromático a piuranas y piuranos, que aprecian este don del talento agricultor.

Mención aparte merece la ´esencia’ de café embotellada, presentada por Isidro Guerrero Mondragón (Gamus) de Ayabaca y por la Asociación ‘El buen sabor del café’ de Huarmaca, Huancabamba. Este producto puede dirigirse a un sector de consumidores que valoran el tener un café de buen sabor y aroma listo para preparar su bebida favorita. De ganar aceptación este producto podríamos hablar de una nueva industria para llevar más productos piuranos a los hogares del país.

El café tiene como aliados al cacao [i] y el chocolate, el afamado jamón ahumado de Ayabaca, los quesos de Huancabamba, el turismo y las cocinas locales. Y como se dice en otro artículo en este blog, las fibras de camélidos sudamericanos podrían sumarse a estas buenas noticias para una sierra piurana más diversificada.

Al final, queda la estela de contactos y éxitos de este Festival. Pero sobre todo se ve cada vez más urgente una cruzada por la inversión en destrezas y conocimientos en gestión agroempresarial. Ella se dirigiría a productores agropecuarios andinos, los formuladores de proyectos con presencia en Ayabaca, Huancabamba y Morropón, los funcionarios de los tres niveles de gobierno y de las organizaciones no gubernamentales activas en el territorio andino.

Y, sin olvidar que la diversidad de los cafés de Piura requiere una conexión directa con el sistema de ciencia, tecnología e innovación (local, regional y nacional). Hay mucho por hacer y es crítico medir los factores que determinan la calidad, sus relaciones (planta, suelo, riego, variedades) y monitorear los perfiles sensoriales de tantos cafés para enfocarlos a los distintos paladares a nivel global. Se avanza pero hay que apurar el paso.

 

 


[i] El turismo es un aliado del café y el cacao, así como de la artesanía, la gastronomía y actividades afines. ‘Haciendo Futuros’ sugiere ver el reportaje a ‘La Quemazón’ (centro poblado ubicado en el distrito de San Juan de Bigote, provincia de Morropón), producido por la agencia de comunicación ‘Leigh Perú’ (duración del video 13 minutos). Si bien el eje del video de ‘La Quemazón’ es el cacao es un referente para promocionar territorios.