MAXIMIXE
Bitácora de Pesca

Exportaciones pesqueras

Tradicionalmente las cifras del sector pesquero, en lo concerniente a las exportaciones, son ampliamente difundidas por los medios de comunicación, induciéndose a la Sociedad Civil a creer que esto es bueno para el país. Lo es desde cierto punto de vista.
Para que el país pueda formarse una opinión propia sobre la trascendencia de estas exportaciones, es necesario que también se publique y difunda toda la información derivada de la exportación de productos hidrobiológicos: contribuciones por impuesto a la renta, por derechos de pesca y canon pesquero. Lamentablemente estas últimas carecen de la difusión debida. Este suplemento de la revista Pesca muestra en forma objetiva y numérica dicha información tomada de las fuentes oficiales: Sunat, Produce y MEF para que la estadística pesquera esté completa y permita mejorar la percepción de la Sociedad.
No existe información oficial visible sobre la cantidad de empleos que genera la industria pesquera, la cual será siempre especulativa , aproximada y sesgada según quien la publique.
Los anuarios estadísticos del Ministerio de la Producción se publican con considerable retraso. Al 12 de setiembre del 2012 dicho ministerio aún no publica el anuario correspondiente al año 2011.
Las cifras de ventas al mercado interno carecen de publicación alguna con el mismo nivel de precisión que tienen las exportaciones.
El presupuesto asignado al Ministerio de la Producción y sus Organismos Públicos tampoco es merecedor de una debida atención por parte de los medios, por lo cual la Sociedad Civil no puede conocer el monto asignado y su correspondencia porcentual con las cifras de ventas del sector así como tampoco puede observar en qué se gasta ese dinero, que proyectos de inversión se realizan y cual es el nivel de eficiencia del gasto.
Pese a ser información accesible puesto que se publica bajo el concepto de Transparencia en el portal del MEF, los medios no le prestan la debida atención.
En conclusión: el país es parcialmente informado de las cifras sectoriales, produciéndose una inducción a creer que el solo hecho de exportar y crecer en las exportaciones es bueno y beneficioso. De hecho lo es para la industria; pero esas cifras parciales no muestran si existe un verdadero beneficio práctico para el país generado por la pesquería.
Un factor no cuantitativo a considerar, es la necesidad de proteína que tiene la población nacional en relación a la cantidad de proteína de origen hidrobiológico que se exporta. Exportamos a otros países recursos alimenticios que son deficitarios en la alimentación nacional, como consecuencia de un sistema perverso de estímulos indiscriminados.
No se aprecia una compensación vía tributos o derechos que se traslade a la población nacional en forma equitativa y justa, ni que se traduzcan en presupuestos de apoyo a programas sociales.
Las cifras pueden verse en el siguiente link:
http://www.issuu.com/revistapesca