Marcos Kisner Bueno
Bitácora de Pesca

FONDEPES convierte en chatarra dos embarcaciones escuela

La congresista Silvia Monteza ha presentado una propuesta para mejorar la situación del ex Centro de Entrenamiento Pesquero de Paita, que se encuentra en una situación de abandono, dándole nuevamente autonomía y mirar al futuro de los pescadores artesanales con realismo y optimismo. A tal efecto ha presentado el Proyecto de Ley 05365/2022-CR para crear el Centro de Entrenamiento Pesquero Artesanal del Perú, el mismo que aún sigue en comisiones y sobre el cual se espera una pronta definición del Congreso de la República.

La urgente necesidad de liberar a esta institución emblemática de la pesca artesanal del Perú se ve reforzada por la reciente Resolución N°: 0092-2023-FONDEPES/OGA, de fecha 31 de agosto 2023, la cual dispone aprobar, la baja de dos (02) bienes muebles patrimoniales por la causal de Mantenimiento o reparación onerosa de los registros patrimoniales y contables del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero – FONDEPES, cuya información patrimonial – contable se adjunta al Anexo N° 01, de la presente resolución.

Esta baja está referida a las embarcaciones de entrenamiento pesquero Amauta I y Amauta II, las cuales están en la condición descrita debido al abandono de su mantenimiento durante los últimos años. El País se da el lujo de dar de baja a dos embarcaciones escuela que fueron instrumentos de la capacitación pesquera simplemente por la ignorancia y desidia de las autoridades del FONDEPES de los últimos años. Nada se dice sobre si serán o no reemplazadas. Simplemente se les echa a la basura sin responsabilidad alguna para nadie.

Esto refuerza la necesidad urgente de que el Congreso apruebe el proyecto ley mencionado.

Las dos embarcaciones están amarradas al muelle, porque no tienen muertos ( fondos). No previeron presupuesto. Sus documentos están vencidos. Han convertido a la institución en un almacén de chatarra.

Las fotos demuestran que el estado de las embarcaciones es deplorable. No llegaron a ese nivel en dos días ni en un mes. Es el resultado de años de abandono.

Los responsables de haber dejado de darles mantenimiento deben ser sancionados, la contraloría debe iniciar una investigación al respecto. No se pueden permitir funcionarios que han dejado que patrimonio del Estado llegue a este nivel de deterioro.

De las cuatro fotografías una muestra cómo eran las embarcaciones y las otras tres a qué nivel de deterioro les permitieron llegar. Eran dos embarcaciones gemelas.

Una verdadera lástima y causa una gran indignación.