MAXIMIXE

Gobierno cree que crecimiento económico será mayor al 3% entre 2024 y 2026

El panorama económico de Perú se muestra prometedor para el periodo 2024-2026, según las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). En un contexto de recuperación post-pandemia y desafíos globales, el ministro Alex Contreras anunció que se espera un crecimiento anual promedio del 3.1% en estos años. Este pronóstico se enmarca en un escenario donde el país busca superar las adversidades económicas recientes y posicionarse de manera sólida en la región.

Durante el debate del proyecto de la Ley del Presupuesto Público para 2024, que asciende a S/ 241,000 millones, el ministro Contreras presentó estas cifras optimistas. Este crecimiento del 3.1% es considerado moderado en comparación con otros países de la región, pero significativo para Perú. El ministro enfatizó la aspiración del país de alcanzar tasas de crecimiento más elevadas, como 4%, 5% o 6%, para igualar el ingreso per cápita de países como México en un plazo de 16 años.

El presupuesto para 2024, que representa un incremento del 12.2% respecto a 2023, se financiará principalmente a través de recursos ordinarios, como el impuesto a la renta y los impuestos a la producción y el consumo. Se proyecta que la recaudación del Impuesto a la Renta alcanzará los 64,285 millones de soles en 2024, mientras que los impuestos a la producción y el consumo se estiman en 83,059 millones. Estas cifras reflejan un enfoque estratégico en la recaudación fiscal y la inversión en sectores clave para impulsar el crecimiento económico.

Las proyecciones del MEF indican un camino de recuperación y crecimiento sostenido para Perú en los próximos años. Este crecimiento moderado, aunque no espectacular, es un signo positivo de estabilidad y resiliencia en un contexto económico global incierto. La capacidad del país para aumentar su recaudación fiscal y gestionar eficientemente su presupuesto será crucial para alcanzar estas metas. Además, el logro de un crecimiento económico más robusto podría tener un impacto significativo en la mejora del nivel de vida y en la reducción de la desigualdad en el país. Sin embargo, es fundamental que Perú mantenga políticas económicas coherentes y efectivas para asegurar que estas proyecciones se conviertan en realidad.