MAXIMIXE

Juegos Panamericanos: una mirada a Lima 2019 para identificar los retos de Lima 2027

La organización de los XVIII Juegos Panamericanos y los VI Juegos Parapanamericanos de “Lima 2019”, representó un proyecto de gran envergadura para Lima y Perú, tanto en términos de infraestructura deportiva como de impacto económico. Por lo general, los eventos deportivos de gran escala, como los Juegos Panamericanos, ofrecen una oportunidad única para las ciudades y países anfitriones de mostrar su cultura, infraestructura y capacidad organizativa a una audiencia global. Estos eventos no solo son vitrinas deportivas, sino también impulsos económicos potenciales que pueden traducirse en beneficios a corto y largo plazo para las economías locales. Veamos algunos aspectos destacables y otros que resultan en retos.

Beneficios de Lima 2019:

Impacto Económico y Empleo

  • Presupuesto inicial y final: El presupuesto de inversión inicialmente previsto para Lima 2019 fue de US$ 1200 millones, pero se logró reducir a US$ 1010 millones. Esta eficiencia en la gestión de recursos es notable, especialmente en el contexto de eventos deportivos internacionales, que a menudo enfrentan críticas por sobrecostos.
  • Impacto económico estimado: Se esperaba que el evento generase ingresos cercanos a los S/ 5.000 millones, equivalentes al 0,7% del PBI peruano. Esta cifra subraya la magnitud del impacto económico potencial de eventos deportivos de esta escala, no solo por el flujo de inversiones directas sino también por el impulso a diversas industrias locales.
  • Creación de empleo: Según el comité organizador, las obras y actividades relacionadas con Lima 2019 crearon cerca de 517 000 empleos entre 2016 y 2019. Este dato resalta la capacidad de los eventos deportivos para dinamizar el mercado laboral, especialmente en sectores como la construcción, servicios, y hospitalidad.

Apoyo a Micro y Pequeñas Empresas

  • Programa Compras a MyPerú: A través de este programa, se realizaron adquisiciones por S/ 23 millones a 302 micro y pequeñas empresas en sectores como el textil, la metalmecánica, y los acabados de construcción. Este aspecto demuestra el compromiso de los organizadores por fomentar la participación de pequeñas empresas locales en las cadenas de valor generadas por el evento.

Promoción Internacional y Legado de Marca

  • “Marca País” (y Ciudad) Repotenciada: La visibilidad internacional que ofrece un evento de esta envergadura puede promover a la ciudad y al país como destinos turísticos y sedes para futuros eventos internacionales. Este aspecto intangible, aunque difícil de cuantificar, es un beneficio significativo que logró con creces Lima 2019.

Legado de Infraestructura

  • Legado de Infraestructura: Las instalaciones deportivas y mejoras en la infraestructura urbana desarrolladas en Lima 2019 tienen el potencial de ser utilizadas por la comunidad local mucho tiempo después de que concluyeron los Juegos, contribuyendo al desarrollo del deporte y a la mejora de la calidad de vida.
  • Desarrollo Deportivo y Social: La inversión en infraestructura ha permitido el fomento del deporte entre la población, además se observó una gran cohesión social demostrada a través del voluntariado y la participación comunitaria.

Retos para Lima 2027:

MAXIMIXE considera que existen 11 retos significativos para la organización de Lima 2027:

  1. Infraestructura Sostenible: Garantizar que la construcción y renovación de infraestructuras sean sostenibles y económicamente viables a largo plazo. Es clave planificar el uso post-Juego de las instalaciones para evitar “elefantes blancos”.
  2. Legado Social y Económico: Asegurar que los Juegos dejen un legado positivo duradero, beneficiando a las comunidades locales y mejorando la calidad de vida a través de programas de salud, educación, y deporte.
  3. Control Presupuestario: Mantener el presupuesto bajo control, evitando sobrecostos y asegurando una gestión financiera transparente y eficiente. Involucrar al sector privado en una mayor proporción que en Lima 2019.
  4. Maximizar el Retorno Económico: Optimizar los beneficios económicos a través del turismo, comercio, y empleo, generando un impacto positivo más allá del evento. Flexibilidad rigideces vistas en los pasados Juegos para que fluyan mayores impactos positivos sectoriales.
  5. Inclusión de la Comunidad: Fomentar la participación de las comunidades locales en la planificación y ejecución del evento para asegurar que refleje las necesidades y deseos de los ciudadanos.
  6. Diversidad e Inclusión: Promover la diversidad y la inclusión en todos los aspectos de los Juegos, desde la participación de atletas hasta el acceso de espectadores y la contratación de personal y proveedores.
  7. Seguridad de los Participantes y Espectadores: Implementar protocolos de seguridad efectivos para proteger a atletas, voluntarios, y espectadores antes, durante, y después de los Juegos.
  8. Preparación ante Emergencias Sanitarias: Dada la reciente pandemia de Covid-19, prepararse para cualquier contingencia sanitaria es crucial, incluyendo la implementación de medidas preventivas y planes de respuesta rápida.
  9. Mejoras en Infraestructura y Transporte: Asegurar la accesibilidad y movilidad dentro de la ciudad, mejorando la infraestructura de transporte público y las conexiones entre sedes deportivas y áreas turísticas.
  10. Tecnología y Conectividad: Integrar tecnologías avanzadas para mejorar la experiencia de los participantes y espectadores, asegurando una conectividad eficiente y servicios digitales.
  11. Impacto Ambiental: Minimizar el impacto ambiental de los Juegos a través de prácticas de construcción ecológica, gestión de residuos, y uso eficiente de recursos.