Jorge Chávez Álvarez
Estrategia para la competitividad

LA CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN PARA ‘VICTORIA NACIONAL’

Por: Jorge Chávez Álvarez,

Jefe del Plan de Gobierno de Victoria Nacional[1]

Perú está muy atrasado en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), pese a haber sido por décadas uno de los países de mayor crecimiento económico en el mundo debido a que, gobierno tras gobierno, ha habido falta de voluntad política y de visión de la CTI como política de Estado.

Esta carencia se refleja en una “macro falla”: la escasa gobernanza de un Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología que, por lo mismo, no llega a ser ni la sombra de un verdadero “ecosistema nacional de CTI”, articulado y eficiente. Porque no existe un liderazgo institucional y orientación estratégica a nivel de la conducción de las políticas de CTI.

Porque tampoco existe una trabajo articulado y coherente entre los organismos que implementan las políticas de CTI, ante la falta de orientación estratégica de las acciones de CTI. Mientras que a nivel de los organismos ejecutores de CTI, se da una tremenda superposición de objetivos y esfuerzos, desconexión entre los objetivos de CTI y los objetivos de competitividad, que se refleja en un bajo esfuerzo de transferencia de tecnologías y diversificación productiva.

A esto se suma el hecho de que los recursos públicos y privados asignados a CTI son ínfimos, mientras que los productos y servicios de CTI creados por empresas y startups no cuentan con una demanda garantizada que les permita servir de palanca para su internacionalización.

En buena cuenta estamos ante un círculo vicioso de falta de orientación estratégica -> descoordinación -> ineficiencia -> bajo presupuesto -> falta de infraestructura -> baja demanda -> alto índice de fracasos empresariales y de startups.

El Plan de Gobierno de Victoria Nacional plantea atacar frontalmente ese círculo vicioso para sustituirlo por un círculo virtuoso de gasto en CTI eficiente y de alto impacto económico y social. Para ello, primero que nada, plantea que la política de CTI esté articulada a la política de desarrollo económico, social y territorial del país, para lo cual el organismo de planeamiento del  desarrollo (el CEPLAN convertido en Ministerio de Planeamiento y Desarrollo Territorial) será el que dé la orientación estratégica, a través de su Centro Nacional de Futuro y del Conocimiento, instancia de pensamiento prospectivo, que estará conformado por dos institutos de políticas públicas: el Instituto Nacional de Ciencia y Conocimientos Avanzados (CONCYTEC transformado) y el Instituto Nacional de Tecnología e Innovación (INNOVATE PERU transformado).

Además, plantea la creación del Centro Nacional de Tecnología y Producción, como organismo ejecutor de la política de CTI, con base en la transformación del Instituto Tecnológico de la Producción (ITP), los CITEs y los Institutos Públicos de Investigación (IPIs).

De la mano con estos cambios institucionales, Victoria Nacional plantea impulsar la ‘creación de demanda’ por productos y servicios CTI creados por empresas y startups peruanos a través de compras estatales dirigidas a incentivar la oferta de CTI peruana.

Ante el bajo nivel de sofisticación de los productos y servicios de CTI creados por empresas y startups, el Plan de Gobierno del candidato George Forsyth plantea la creación de instrumentos de “micro financiamiento” que impulsen la creación de prototipos viables para su industrialización o escalamiento local e internacional.

En buena cuenta, Victoria Nacional plantea convertir a la CTI en un eje fundamental del desarrollo del país, generando una articulación fuerte entre el Estado, la Academia y las Empresas.

“Un ecosistema robusto de ciencia, tecnología e innovación es fundamental para el despegue socio económico del Perú, a fin de acortar el camino hacia el desarrollo productivo, la seguridad integral, el desarrollo de ciudades inteligentes y espacios rurales conectados y competitivos.

Apostamos por el fomento de las empresas de base tecnológica (Ebt), los laboratorios de fabricación innovadora (Fab Labs), los círculos de innovación abierta, las cadenas y redes productivas competitivas, los parques tecnológicos y las zonas económicas especiales que contribuyan a impulsar el desarrollo de soluciones que integren inteligencia artificial, analítica de datos, machine learning, BlockChain, nanotecnología, biogenética, internet y otras tecnologías de punta.”[2]

Victoria Nacional descarta la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología. Porque implica concebir la CTI como si fuera un sector, cuando se trata de un factor transversal de carácter sistémico. Porque además dificultaría la articulación intersectorial, generaría un gasto corriente improductivo de más de S/ 100 millones anuales, a todas luces exagerado en un país con tan bajo nivel de recursos dedicados a la CTI.

Este gasto se evita aprovechando los canales de coordinación institucional a nivel horizontal y territorial del CEPLAN transformado en Ministerio de Planeamiento y Desarrollo Territorial, que será la cabeza de un sistema de planeamiento compuesto por oficinas sectoriales, regionales y locales de planeamiento, que incorporarán la política de CTI, logrando así una estructura de gobernanza más flexible, para articular las demandas y los presupuestos de todos los sectores, evitando duplicidades de esfuerzos y gastos innecesarios.

 

 


[1] Candidato a la Vicepresidencia en la plancha liderada por el candidato a la Presidencia de la República, George Forsyth. También candidato al Congreso de la República con el N° 7, por la lista de Lima.

[2] Plan de Gobierno del Partido Victoria Nacional (página 36).

También te puede interesar