MAXIMIXE

La crisis agraria podría reactivar las protestas sociales en el corto plazo

En 2021 el precio de los fertilizantes creció 48,9%; sólo en el primer trimestre del 2022 se ha registrado un incremento adicional de 38,8%. Como consecuencia, ya se está registrando una disminución en el número de hectáreas sembradas de papa, arroz y maíz, cuya producción podría caer hasta 40%. Actualmente existe un déficit de 180 mil toneladas de fertilizantes, el gobierno ha logrado cubrir 63 mil toneladas y espera completar el resto con una mayor producción de guano y acuerdos comerciales con Bolivia y Venezuela. Pero estas medidas no serían suficientes. Actualmente, las acciones de protesta colectiva vienen incrementándose desde inicios del año con un pico en marzo. Para Javier Torres, director de la Asociación SER, el principal riesgo recae en la articulación de las protestas agrarias y el probable incumplimiento de las promesas hechas por el Ejecutivo, alimentando el descontento por el poco avance de la Segunda Reforma Agraria. Por otro lado, Jeffrey Radzinsky, director del Grupo Fides Perú (GFP), señaló que la atomización de las protestas jugará en contra de la gestión de conflictos del gobierno.