MAXIMIXE
Una mirada al Asia

Las bombas nucleares de Corea del Norte

El régimen de Kim Jong-un, que sucedió a su padre y abuelo como dueño del país, exploto el 12 de febrero una bomba nuclear, en una prueba subterránea, que tiene como objetivo se dice, preparar bombas lo suficientemente pequeñas y ligeras para montar en sus misiles de largo alcance que está ensayando también.

Es la tercera vez que los norcoreanos hacen esta prueba nuclear, la primera vez fue en el 2006 y la segunda en el 2009. Justo el año pasado en diciembre ensayaron también un misil que según dicen podría alcanzar a los EE.UU.

Corea del Norte continúa con una política de armarse que increíblemente le ha sido permitido desde hace muchos años. Desde que en 1950 invadiera a Corea del Sur, siendo repelido por una fuerza multinacional comandada por EE.UU., terminando esa invasión en un armisticio que este año cumple 60 años, siempre ha estado en una política de agresión especialmente a Corea del Sur y Japón. Desde los ataques terroristas que buscaban asesinar a lideres surcoreanos, hasta el secuestro de ciudadanos surcoreanos y japoneses, hechos que no impidieron que por muchos años consiguiera ayuda económica incluso de los países agredidos, los norcoreanos han demostrado una habilidad para armarse en una situación en que el país vive una permanente crisis económica y la mayoría de su población de 24 millones de habitantes se muere de hambre, mientras la elite del partido gobernante y de sus fuerzas armadas viven una situación privilegiada.

Corea del Norte ha podido hasta hace algunos años recibir abiertamente ayuda extranjera de los países que agredía, como Corea del Sur y Japón, mientras prometía que no se armaría mas, especialmente desde hace años, con la promesa de que no desarrollaría bombas atómicas. Pero como se ha visto a lo largo de estos años, esas promesas de nada le impidieron seguirse armando hasta conseguir bombas atómicas.

Tradicionalmente Corea del Norte ha contado con el apoyo de Rusia y China. Pero Rusia desde que atravesó problemas económicos al desintegrarse la antigua Unión Soviética a fines de la década de 1980 dejo de cumplir ese rol. Solo China, que le sigue proveyendo de energía y alimentos, continúa siendo su aliado.

Esta nueva prueba nuclear ha traído, una vez más, la condena de todo el mundo. El más preocupado debería ser EE.UU., pues  con la detonación de artefactos nucleares pequeños y ligeros, los norcoreanos están cada vez más cerca de en verdad montar esos aparatos en un misil y alcanzar a los EE.UU.

Pero mientras siga contando de una u otra forma con el apoyo de China, y mientras el resto de países, especialmente Corea del Sur y Japón, los directamente agredidos, sigan dudando de implementar sanciones drásticas contra Corea del Norte, estos seguirán envalentonados y seguirán armándose.

Agregue un comentario