MAXIMIXE

Lima alcanzó los 10,3 millones de habitantes y es el 30,2% de la población peruana

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) ha revelado datos cruciales sobre la demografía de Lima, la capital de Perú. Con 10 millones 292 mil 408 habitantes, Lima no solo es la ciudad más poblada de Perú, sino que también alberga una proporción significativa del total nacional, que es de 34 millones 38 mil 457 personas. Estos números ponen de relieve la concentración poblacional en la capital en comparación con el resto del país.

Detalles Clave: La estructura demográfica de Lima muestra una ligera predominancia femenina, con el 52,3% del total. La distribución por edades revela una mayoría en el rango de 15 a 39 años, seguido por los adultos de 40 a 59 años. Interesantemente, San Juan de Lurigancho emerge como el distrito más poblado, con más de 1 millón de habitantes. Además, se destaca que el 58,5% de los habitantes de Lima se concentra en solo diez distritos, lo que indica una densa urbanización en áreas específicas.

Información Adicional: La densidad poblacional en Lima alcanza 3.933 personas por kilómetro cuadrado, siendo Surquillo el distrito más denso. Contrastantemente, distritos como Punta Negra y Santa María del Mar muestran densidades significativamente menores. Los datos de nacimientos durante 2023 indican una tendencia con el mes de marzo teniendo la tasa más alta. Este panorama demográfico es esencial para entender la dinámica urbana y las necesidades de servicios e infraestructura en Lima.

Análisis de las Implicancias: La concentración poblacional en Lima plantea desafíos y oportunidades significativas para el desarrollo urbano, la planificación de servicios públicos y la política económica. La distribución desigual de la población y la alta densidad en ciertos distritos pueden influir en la asignación de recursos y la implementación de políticas de desarrollo sostenible. Asimismo, la estructura demográfica, con una mayoría juvenil y adulta, podría tener implicancias en el mercado laboral, la educación y los sistemas de salud. La gestión de estos aspectos será clave para el progreso económico y social de Lima y, por extensión, de todo Perú.