Luis Barragán Scavino
Tecnología para la Innovación

Perú está más cerca del Open Banking de lo que parece

Hace 3 años escribí en este portal sobre la importancia de compartir la información financiera y no ha mejorado mucho la situación, puedes leer el artículo en este link. Hoy en día lo que se requiere es implementar una política de Open Banking que permita que sean los clientes los que decidan qué entidad financiera deba compartir su información y no al revés.

La iniciativa de Open Banking se ha expandido bastante en Europa, está tomando fuerza en Estados Unidos de Norteamérica y va más lento en nuestra región latina. Los países de México y Brasil son los más avanzados en este tipo de regulaciones y los demás países en la región van mucho más lento.

 

¿Pero qué es el Open Banking?

El Open Banking o la banca abierta en español, es una iniciativa que permite que sea el cliente quien decida qué entidad financiera debe tener acceso a sus datos financieros. Como concepto, podría considerarse como un concepto de innovación abierta, vinculado a cambios en las actitudes hacia el tema de la propiedad de los datos, ilustrados por las siguientes regulaciones europeas:

  • Regulación europea de pagos digitales: como la “PSD2” Payment Services Directive.
  • Regulación de privacidad de datos: “GDPR” General Data Protection Regulation
  • Open Data: Conceptos como el movimiento de datos abiertos.
  • Integración de servicios vía “API” Application Programming Interface

Cuando hablo con mis amigos sobre lo que es Open Banking, les explico que es algo similar al concepto de las historias clínicas electrónicas. Cuando vamos a una consulta médica en un hospital o una Clínica, el doctor nos abre nuestra historia clínica donde queda registrado todo nuestro caso y luego este historial es utilizado por el establecimiento de salud para “retener” al paciente a que siempre regrese a donde está su historia. Pero cuando un paciente requiere una segunda opinión para su tratamiento médico en otra clínica con otro doctor, lo lógico es que la historia viaje con el paciente y no sea propiedad del hospital o clínica. Lo mismo debe suceder en el sistema financiero, el cliente debe poder autorizar a compartir su información financiera a la entidad que desee, como si fuera una segunda opinión. El Open Banking es un estándar internacional para que la información financiera de una persona pueda ser compartida con las instituciones financieras que ella autorice.

 

Open Banking en nuestra región

Con una regulación de Open Banking, los bancos se convierten en plataformas de servicios financieros, técnicamente implementadas a través de un concepto de Banca como Servicio con integraciones vía API. En la región latinoamericana, diversos países han avanzado con este tipo de regulaciones, como, por ejemplo:

  • Argentina: Carece de regulación concreta sobre el open banking. En septiembre de 2019, fuentes del Banco Central de la República Argentina (BCRA) declaran: “Tenemos claro que es una tendencia mundial. Por eso estamos mirando detenidamente las experiencias internacionales y tenemos bajo estudio el tema para tomar definiciones en el corto plazo”. Desde entonces hasta hoy, en abril de 2020, esta entidad pública no ha informado de ninguna novedad al respecto.
  • Brasil: En mayo de 2019, el Banco Central de Brasil publicó los requisitos para la aplicación del open banking en este país sudamericano. Este organismo nacional establece que en una primera etapa los bancos deberán compartir: Productos y servicios ofrecidos, datos de los clientes, datos transaccionales del cliente y servicios de pago. Aún continúa el proceso.
  • Colombia: Si bien carece de una regulación específica oficial, se han modificado algunas leyes y normas, que simplifican y digitalizan la contratación de ciertos productos de ahorro. También en el 2017 la SFC conformó el Grupo de Trabajo de Innovación Financiera y Tecnológica para investigar, promover, experimentar y apoyar el uso de la tecnología en el sector financiero. Cuenta con un sandbox, permitiendo realizar experimentos o pruebas tecnológicas, que cuenta con seis experimentos hoy en día. En 2019 Colombia Fintech y los británicos Open Vector, uno de los actores clave en el desarrollo del open banking en Reino Unido, firmaron un acuerdo para el desarrollo del open banking en Colombia.
  • México: El pasado 9 de marzo, el Banco de México (Banxico) publicó las primeras reglas del modelo de open banking, contemplado en la conocida como ‘Ley Fintech’. México fue un país pionero al lanzar ya en marzo de 2018 esta normativa, especialmente novedosa a nivel internacional por su artículo 76, que establece la obligación para los distintos actores del ecosistema financiero de ofrecer APIs con el fin de compartir información entre sí.
  • Perú: Carece de una regulación específica y se encuentra bastante rezagado en cuanto al despliegue del open banking, puesto que a marzo de 2020 aún no contaba con ninguna ley o regulación específica para el desarrollo de este nuevo marco de los mercados financieros.

 

Open Banking en Perú

Sin embargo, a pesar de que en el caso de Perú el gobierno no ha tenido un avance en la regulación de Open Banking, en la práctica ya se encuentra compartiendo datos desde hace muchos años, algo que no es común en otros países de la región. Efectivamente, todos los meses los bancos y entidades financieras reguladas informan sobre la situación crediticia de sus clientes a la Superintendencia de Banca, quien a su vez emite mensualmente el Reporte Crediticio Consolidado (RCC) que lo entrega de manera consolidada a todas las entidades reguladas.

Conversando con Diana Camacho, Gerente Comercial de Experian en Perú, nos comentó que esto es una gran ventaja, debido a que ya existe una regulación para que las entidades financieras compartan información, faltando regular la facultad del cliente que pueda decidir con qué entidades del sistema financiero desea compartir su historial crediticio. En el caso de Experian, han avanzado mucho en Open Banking con su iniciativa Trusso a nivel global y ven muy factible su evolución en Perú.

Sería muy beneficioso para el mercado peruano que se pueda implementar una regulación Open Banking

Esto debido a que permitiría mejorar la oferta de servicios financieros y por lo tanto ayudaría a mejorar la inclusión financiera en el país. Esperemos que pronto se pueda avanzar en ese camino para beneficio del cliente financiero.

Si deseas más información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a maximixe@maximixe.com