MAXIMIXE

ProInversión concesiona Plan de Transmisión 2021-2030 por US$ 1.379 millones

ProInversión, la agencia de promoción de la inversión privada, está a punto de concluir la concesión de diez proyectos de transmisión eléctrica encargados por el Ministerio de Energía y Minas (Minem). Estos proyectos representan una inversión estimada de US$ 1.379 millones y forman parte del Plan de Transmisión 2021-2030.

El proyecto más destacado que se firmará el 26 de octubre es la “Línea de Transmisión 500 kV Subestación Piura Nueva – Frontera”, adjudicada a la empresa Celeo Redes S.L.U. Esta iniciativa, con una inversión de US$ 233 millones, garantizará la interconexión eléctrica entre Perú y Ecuador durante 30 años. Además, facilitará el suministro eléctrico en emergencias, el intercambio de energía hidráulica de bajo costo entre ambos países y aumentará la capacidad de transporte de energía en la costa peruana. Otros proyectos adjudicados anteriormente incluyen el Enlace 220 kV Ica – Poroma y el ITC Enlace 220 kV Cáclic – Jaén Norte, con una inversión combinada de US$ 132 millones.

El 27 de octubre, ProInversión adjudicará dos proyectos eléctricos significativos que suman más de US$ 830 millones. Estos proyectos añadirán más de 1,000 kilómetros de líneas de alta tensión de 500 kV, beneficiando a varias regiones del país. Los proyectos son “Enlace 500 kV Huánuco-Tocache-Celendín-Trujillo” y “Enlace 500 kV Celendín-Piura”, con inversiones de US$ 561 millones y US$ 272 millones respectivamente. Estos fortalecerán el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional en el norte de Perú, mejorando la transferencia de energía eléctrica entre las zonas centro y norte.

La concesión de estos proyectos por parte de ProInversión refleja el compromiso del gobierno peruano de fortalecer la infraestructura eléctrica del país y garantizar un suministro de energía confiable y eficiente. Estas inversiones no solo mejorarán la capacidad de transmisión y distribución de energía, sino que también fomentarán la cooperación regional, especialmente con países vecinos como Ecuador. A largo plazo, estas iniciativas pueden impulsar el desarrollo económico, atraer más inversiones y consolidar a Perú como un líder en infraestructura energética en la región.