MAXIMIXE

Siete razones para confiar en la inversión en oro durante 2024

El oro ha sido considerado durante siglos como un activo de refugio seguro, una cobertura contra la inflación y una reserva de valor en tiempos de incertidumbre económica. Sus propiedades únicas, como su escasez y durabilidad, lo convierten en una opción atractiva para los inversores que buscan diversificar sus carteras. Sin embargo, invertir en oro también presenta ciertos desafíos, como la volatilidad de los precios y la falta de generación de ingresos o dividendos. A pesar de ello, el oro sigue siendo una opción de inversión confiable para aquellos que buscan seguridad a largo plazo. Existen varias razones para confiar en la inversión en el oro en 2024, basadas en las tendencias actuales y las expectativas del mercado. Aquí se detallan siete:

  1. Tensiones Geopolíticas: El aumento de las tensiones geopolíticas, especialmente en un año electoral clave para muchas de las principales economías, podría proporcionar más apoyo al oro. Estas tensiones pueden generar inestabilidad en los mercados financieros, lo que a su vez puede impulsar la demanda de activos seguros como el oro.
  1. Compras de los Bancos Centrales: Las continuas compras de los bancos centrales de oro pueden mantener su precio alto. Estas compras son una estrategia de reserva para los bancos centrales, que buscan diversificar sus reservas de divisas y protegerse contra la volatilidad de las monedas.
  1. Recesión Mundial: Aunque es una posibilidad por vigilar, la perspectiva de una recesión mundial podría aumentar la demanda de oro como refugio en tiempos de incertidumbre económica.
  1. Inversión de la Tendencia de los Flujos Financieros: La posible inversión de la tendencia de los flujos financieros, que penalizó al oro en 2023, podría ser un factor positivo para el oro en 2024. Esto se refiere a un cambio en la dinámica de los flujos de capital hacia activos más seguros como el oro.
  1. Demanda de Oro en China: La demanda inusualmente alta de oro en China, especialmente visible en un repunte de la prima del oro de China, sugiere que la demanda de oro físico seguirá siendo fuerte en China y tendrá relevancia en el mercado mundial. Esto podría apoyar el precio del oro en un nivel estructuralmente más alto que antes de la pandemia.
  1. Desdolarización: La desdolarización impulsa las reservas de oro de los países emergentes, quienes están comprando oro a un ritmo récord para diversificar sus reservas de divisas. Esto refleja una mayor confianza en el oro como una forma de protegerse contra la volatilidad de las monedas.
  1. Aumento de los tipos de interés: Una mayor compresión de los rendimientos de los bonos y un debilitamiento del dólar estadounidense podrían desharán la desaceleración del apoyo proporcionado por la inflación, impulsando al oro a un nuevo máximo. Esto se debe a que los inversores buscan activos que generen rendimientos a lo largo del tiempo, y el oro puede ofrecer una alternativa atractiva.