MAXIMIXE

Tiempo de vacas flacas

El Gobierno está tratando de persuadir a las autoridades regionales y municipales de no concretar la ola de protestas que han anunciado debido a que ahora reciben menores transferencias por el canon minero.
Presidentes regionales y alcaldes reclaman que el Gobierno prevé reducirles el presupuesto para el año 2014 y además, que desde ya, están recibiendo menos dinero que el prometido por el Ministerio de Economía y Finanzas. “Nos han inducido a error y ahora debemos paralizar obras ya iniciadas”, sostienen.
No les falta razón a las autoridades locales: reciben y recibirán menos dinero, y siempre es posible que el MEF hubiera hecho mejores cálculos.
También deben entender que los precios de los minerales han caído y por tanto la renta minera ha disminuido, lo que inevitablemente afecta al canon (que es un porcentaje de los ingresos que genera la minería). Por ahí va la respuesta del Gobierno.
El presidente de la República, Ollanta Humala, y el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, han salido a decir que el bajo crecimiento mundial ha afectado los ingresos del canon. Además, están haciendo un llamado a utilizar los ahorros generados hasta el 2012 para no detener las obras iniciadas.
Además, Humala ha dicho que viene evaluando la forma de apoyar a los gobiernos regionales. Una evaluación que le conviene sea rápida y termine en una propuesta concreta antes de que empiecen las protestas.

Agregue un comentario