MAXIMIXE

Una posible solución para evitar la hambruna en África y Asia

El gobierno ucraniano estima que en sus silos tienen almacenados 20 millones de toneladas de cereales que actualmente no pueden ser comercializados debido al bloqueo ruso. Por ello la ONU decidió sentar en la mesa a los líderes de Rusia, Turquía (como país facilitador) y Ucrania, para destrabar el flujo de alimentos en favor de África y Asia, los dos grandes consumidores de los cereales ucranianos, con el afán de evitar lo que sería una feroz hambruna.

El resultado de estas negociaciones se pinta prometedor y no sólo por la creación del corredor naval en el Mar Negro que aliviará las tensiones alimentarias en África y Asia, sino porque podría ser el primer paso para avanzar en el sinuoso camino hacia la finalización de la guerra. Pero nada es gratuito, Rusia está cediendo a los pedidos de ONU porque perdieron el control de la Isla de las Serpientes, lugar estratégico para el tráfico marítimo de la costa occidental del Mar Negro y no le conviene seguir perdiendo posiciones así que prefiere ser flexible antes que someterse a la fuerza.  ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­